Padilla en Osuna indultó y vuelve a indultar

El torero jerezano logra nuevamente un gran triunfo, tras Sevilla y Jerez

Juan José Padilla volvió a la Plaza de Toros de Osuna en donde consiguió el indulto de “Pajarero”, toro de Gavira, hace tres años, en 2013. El 14 de mayo actual arrancaba la feria de la localidad sevillana ducal con casi lleno total en los tendidos para ver una corrida de toros marcada con el hierro del ganadero local Julio de la Puerta, que debutaba en esa plaza con corrida de toros después de que el año pasado triunfara con una novillada picada. Los toros de esta primera de feria estaban bien presentados y fueron de buen juego en general.

1 osuna padilla

Padilla a su primero lo recibió con dos largas cambiadas de rodillas, antes de lancearlo con mucha voluntad a un animal que quería quedarse parado. En el caballo se vio una puya sin exceso, aunque el animal peleó, por decisión del matador. A la hora de las banderillas, el primer par fue al cuarteo, el segundo de dentro afuera y finalmente el par al violín se desarrolló en el tercio, logrando el entusiasmo del público.

2 osuna padilla

Brindó al público. La faena fue variada y de conexión con el respetable, toreando por ambos pitones. Todo lo puso el torero, quien hilvanó la faena haciendo que el toro tuviera que colaborar, todo en estilo Padilla. La estocada, entera, quedó arriba pero un poco tendida, por lo que hizo falta un golpe de descabello. Los pañuelos llenaron los tendidos y se concedió una oreja; hubo petición fuerte de una segunda oreja que el presidente no atendió, quizás basado en que se usó el descabello.

3 Pepeluis

El segundo toro del jerezano salió marcado con el número 42 y llevando el nombre de “Pepeluis”; su madre es “Pepeluisa”, que fue tentada precisamente por el torero Pepe Luis Vázquez. Padilla también lo recibió con dos largas cambiadas de rodillas y siguió una tanda vibrante por verónicas rematada con una revolera. El toro fue llevado al caballo por chicuelinas al paso. Hubo un puyazo pero el toro se empleó bien, mostrando ganas de pelea y luego vino un quite por faroles, que llegó a los tendidos, que ya habían entrado en calor. Los pares de banderillas fueron similares a los del primero toro. La faena se inició de rodillas y de esa manera Juan trazó sietes pases sin enmendarse, incluido el de pecho. Luego se vieron dos tandas con la derecha, de calidad ante un toro de recorrido. Se cambió la muleta a la izquierda y ahí fue lo bueno, conectando con el público que estaba a estas alturas ya entregado.

4 osuna padilla

El toro, noble, respondía a todas las exigencias de Padilla, que fue cerrando la faena con la entrega que en él es habitual, con pases de todas las formas y desplantes. Cuando fue a recoger la espada de verdad se empezaron a ver algunos pañuelos; al volver a la cara del toro vinieron las manoletinas y el animal seguía con la misma acometida que al principio. El torero decidió probarlo de nuevo con la derecha para ver hasta dónde llegaba y demostró que seguía llegando después de una faena larga. Tuvo lugar una tanda de ayudados por alto con mucha concentración. Ahora ya se generalizaron los pañuelos pero el presidente se resistía. La petición continuaba; llegó a ser atronadora hasta que la autoridad no tuvo más remedio que sacar el pañuelo naranja. El toro había resultado bravo, con casta y con motor. Es el tercer toro indultado en la plaza de Osuna.

5 osuna padilla

Se le concedieron los máximos trofeos (dos orejas y rabo) simbólicos, aunque la vuelta triunfal la dio con la montera y el capote. El hecho de no llevar los despojos en las manos fue porque los cuerpos de los tres primeros toros ya se los habían llevado del desolladero los encargados de comercializar la carne; es necesario aclarar esta cuestión nimia porque algún medio de comunicación ha dejado entrever falsamente que los trofeos no habían sido concedidos.

7 osuna padilla

Los compañeros de cartel fueron Rivera Ordóñez, que escuchó palmas en su primero y cortó las dos orejas de su segundo, y David Fandila El Fandi, que cortó las dos orejas de su primero y una oreja en el que cerraba la tarde.

Es curioso recordar, como anécdota, que el primer paseíllo de Padilla en Osuna tuvo lugar en el año 1991, cuando iba a las órdenes del rejoneador Javier Buendía, con el que iba colocado de auxiliar y llegó a hacer un quite con el capote a la espalda. Además, a la propia ganadería de Julio de la Puerta le ha lidiado muchas corridas, habiendo salido a hombros en casi todas ellas, la más reciente en Palma de Mallorca, donde se pidió el indulto incansablemente al palco, que injustamente no lo concedió, cortando finalmente corté dos orejas y rabo, dándosele al toro una vuelta al ruedo. Tampoco olvidemos el indulto logrado en Méjico, hace poco más de un año, para un toro de Villa Carmela, o el de la provincia de Cuenca, para uno de Alcurrucén .

8 San Isidro

Con los triunfos rotundos que Juan José Padilla ha conseguido en Sevilla, y su Puerta del Príncipe, en Jerez, y su puerta grande compartida con José Tomás, y ahora en Osuna, y su indulto a “Pepeluis”, está perfectamente encaminado para ir a Madrid, donde tiene cita isidril el día 26 de mayo ante toros de Parladé, y poder dar el do de pecho para abrir la puerta grande de Las Ventas y entrar en la gloria de los elegidos. Por cierto, ofrecemos a los lectores del Grupo Mira Comunicación el calendario de San Isidro 2016.