La nueva alcaldesa socialista Mamen Sánchez puede sentarse en breve en los tribunales

El autodenominado Grupo de afectados por los ceses del Ayuntamiento de Jerez denuncia en un comunicado la “caza de brujas” a la que han sido sometidos y sometidas por la nueva alcaldesa del PSOE, que tras una decisión “totalmente ilegal” tomada en su primera Junta de Gobierno Local  puede llevar a Mamen Sánchez a sentarse en el banquillo de los acusados en el juzgado.

En los primeros días de su mandato, la Junta de Gobierno Local que preside Sánchez adoptó una serie de acuerdos en materia de Personal que supone el desmantelamiento de los Servicios de Alcaldía, Primera Tenencia de Alcaldía y Presidencia, afectando a 19 empleados, entre ellos 10 técnicos, 7 administrativos y 2 conductores. Personal con décadas de servicios al Ayuntamiento, y alguno con más de 20 años en el mismo puesto de trabajo, que han trabajado con distintos gobiernos municipales, y dando servicio a la ciudad con absoluta profesionalidad.

En la actualidad, se les ha mandado a distintas Delegaciones, sin que un mes más tarde, se les haya asignado aún qué funciones deben realizar.

“Nos pueden cesar, pero con respeto a las normas y a las formas”

Los afectados manifiestan que ni siquiera medió una mínima explicación, ni se tuvo en cuenta su trayectoria profesional y que no se han respetado las normas que disponen a qué tipo de puestos pueden ir adscritos tras el cese. “El hecho de que nos dispersen por distintas delegaciones sin atender a necesidades reales y sin tener en cuenta nuestro perfil y carrera profesional, adscribiendonos a puestos muy por debajo de lo legalmente establecido, muestra muy a las claras hasta dónde son capaces de llegar en la purga”.

la primera decisión del equipo de Mamen Sánchez puede acabar en los tribunales

Estas decisiones precipitadamente adoptadas por el Gobierno Municipal,  sin que haya tenido tiempo de conocer el trabajo de los profesionales afectados, se achaca al entorno más cercano a la Alcaldesa. “El Partido Popular omitió algo importante en el Pleno de Investidura: si bien políticamente el nuevo equipo de gobierno era rehén de un par de fuerzas políticas, en lo que concierne a la gestión es rehén de determinados líderes del principal sindicato de técnicos, ATMJ, a los que toca compensar ahora por los servicios prestados en tiempos de oposición, con puestos de confianza  dentro del staff de la Alcaldía – Presidencia. Estamos estudiando si estos puestos son compatibles con sus cargos dentro de la ATMJ.”, afirman los empleados afectados.

Por su parte el Gobierno Municipal está impidiendo el acceso de estos empleados a sus expedientes, tras haberlo solicitado por escrito en reiteradas ocasiones, produciendo indefensión y dificultando la posibilidad de recurrir y defender sus derechos, por lo que algunas secciones sindicales se han puesto en contacto con ellos para asesorarlos en la defensa de sus intereses.