Galloso: “El primer indignado soy yo”

En la sede de la Escuela de Tauromaquia “La Gallosina”, en los bajos de la plaza de toros de El Puerto de Santa María, se ha celebrado una rueda de prensa convocada por el equipo directivo de dicha Escuela. En la mesa estaban el maestro José Luis Galloso, como director, el matador José Antonio Berciano y Luis, el mozo de espadas. El motivo de la convocatoria es explicar el punto de vista de la Escuela referido a la polémica originada por la organización accidentada de la clase práctica del día 13 de agosto.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/219428360" params=”color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false” width=”100%” height=”166" iframe=”true” /]

Tras un saludo y presentación a cargo de Luis, el mozo de espadas, José Luis Galloso expuso el motivo de la rueda de prensa y dio paso a Berciano, que relató las condiciones necesarias para organizar una clase práctica. Luego retomó la palabra Galloso para comentar sus relaciones con el equipo de gobierno anterior, con el actual y con la empresa de la plaza de toros. Berciano continuó con la exposición de las dificultades que han afrontado para que la clase práctica tuviera lugar.

El problema empezó cuando se decidió reducir la temporada al mes de agosto y se quitó la clase práctica prevista en el pliego de condiciones. Luego un miembro de la empresa justificó que la organización de una clase práctica sería un incumplimiento del pliego. Se acrecentó cuando Ortega Cano, miembro de la empresa, vino de Madrid específicamente para una rueda de prensa en el Ayuntamiento donde afirmó que la clase se daría. Galloso lamentó la imagen dada por el remolque llevándose los animales en el arrastre, sobre todo cuando él hasta en su plaza portátil pone mulillas. No les entregaron las llaves y los faldones del balcón de presidencia, como tampoco la llave de la enfermería. Tampoco contaron con la colaboración de los mulilleros, los clarineros y la banda de música. La decisión de tirar adelante se basó sólo en el interés de los alumnos.

Piensan que esta plaza no tiene suerte, porque va a peor. Consideran que a la empresa actual le viene grande y que aquí se necesita un empresario bohemio. Ha habido palabras de agradecimiento a todos los que han colaborado: Ortega Cano, como único miembro de la empresa que ha apoyado, Fermín Bohórquez, que, en colaboración con el anterior, ha regalado los erales, la Federación de Escuelas “Pedro Romero”, que ha aportado el equipo médico y el camión de transporte, la imprenta Gráficas Roca, que no ha cobrado por la cartelería y las entradas, algunos empleados de la empresa que, superando supuestas advertencias, decidieron aportar su esfuerzo, el conductor que puso su vehículo de remolque, a la empresa de megafonía, entre otros que también han arrimado el hombro.

En el coloquio posterior, los representantes de los medios asistentes se interesaron por las consecuencias a largo plazo que puede tener esta accidentada clase práctica, tanto en las relaciones internas de los miembros de la empresa como en la imagen negativa que se ha dado de la Plaza Real. Alguno apuntó la posibilidad de que Beca Belmonte abandone la empresa, a lo que Galloso contestó un poco en broma que en ese caso él estaría dispuesto a comprar sus acciones pero creía que no se iría. Afirman que estuvieron a punto de tirar la toalla pero si no lo hicieron fue por los chavales y por el gesto de Ortega Cano. Creen que, después de esto y si no se han aburrido ahora, ya no se aburrirán nunca. En resumen, dan las gracias a El Puerto.

Finalmente, Rafael Ojeda, presidente de la Federación Local de Peñas Taurinas “La Afición”, que se encontraba entre el público, ha tomado la palabra para felicitar a la Escuela por el esfuerzo realizado y a la Federación de Escuelas, a la vez que pide se vea la posibilidad de rescindir el contrato de explotación que hay entre la empresa y el Ayuntamiento. Por su parte, expone que la Federación va a enviar un escrito de protesta contra la empresa sopesando la posibilidad de una recogida de firmas.

Rueda de prensa La Gollosina