Artículo de María José Olmedo, del Centro de Estética María José Olmedo

Hoy comencé el día pensando en la similitud que hay entre la limpieza de nuestra piel y la limpieza en nuestra vida.

Al limpiarnos la piel en casa, con el tratamiento indicado por nuestra esteticista, estamos eliminando toxinas y desechos celulares que ya han cumplido su misión y ya no nos sirven, siendo por tanto muy necesario el eliminarlos, dando así paso a que las nuevas células cumplan su función y al mismo tiempo oxigenamos y le permitimos respirar sanamente.

Una o dos veces en semana necesitamos hacer una limpieza un poco más profunda esto depende de nuestro tipo de piel, de cómo se encuentra en este momento y así satisfacer sus necesidades. En MJCosmeticos tenemos distintos productos que se adaptan a nuestras necesidades como pain de glace, l’eau de tomate desmaquillante, Mousseline, creme de gommage frissionante, etc.

En nuestra vida ocurre lo mismo, es importante hacer limpieza diariamente, esto lo podemos conseguir a través de la meditación, el deporte, una alimentación sana,… Todo esto nos ayudará a eliminar de nuestra mente y de nuestro cuerpo  pensamientos, tensiones, que no nos sirven para nada y así tendremos espacio para que nazcan nuevas ilusiones, nuevos proyectos, dejando atrás los anclajes que ya no nos sirven, a la vez que oxigenamos nuestros pulmones, respirando y fluyendo.

Al igual que con nuestra piel es interesante conocernos y saber cuidarnos. Si nuestra piel no está limpia, no penetrará los principios activos de las cremas que nos pongamos y estas no podrán cumplir su función.

Al igual pasa en nuestra vida, si no la mantenemos limpia de pensamientos, tensiones , dependencias, adicciones, apegos, no brillaremos con luz propia.