El área de Infraestructuras ya ha reparado y adecentado la práctica totalidad de fuentes y estanques ornamentales que hay en la ciudad, es decir, 38 de las 41 existentes, y actualmente está actuando en las tres restantes que requerían de una intervención de mayor envergadura, como son la fuente del Consejo de Europa, el estanque del parque de la Granja, y el conjunto de fuentes existentes en el Parque Escénico.

La concejal del área, María José Rúa, ha destacado el esfuerzo que se está realizando desde Infraestructuras para recuperar estos elementos ornamentales que forman parte del patrimonio de la ciudad, Y que en muchos casos presentaban un alto grado de deterioro y abandono. “Nos hemos encontrado muchas fuentes y estanques que llevaban años sin funcionar, por lo que poco a poco hemos ido arreglando y acondicionando estos conjuntos ornamentales que dan vida a la ciudad”, ha resumido.

En función del estado de conservación de estas fuentes, María José Rúa ha explicado que, en líneas generales, los trabajos que se han llevado a cabo consisten habitualmente en la limpieza a fondo de las fuentes la reparación, en muchos de los casos,  de algún elemento o pieza necesarios para su funcionamiento. “Estos trabajos suelen conllevar el vaciado de fuentes para poder inspeccionar todo el interior y hacer las comprobaciones oportunas que permitan su puesta a punto”. Asimismo, los trabajos incluyen reparaciones de desperfectos y grietas en el vaso y el repaso de pintura tanto interior como exterior.

Una vez reparadas las fuentes, María José Rúa destaca también la importancia de la labor diaria que se lleva a cabo desde Infraestructuras para el mantenimiento y conservación de estos elementos ornamentales. “Es una labor que venimos haciendo poco a poco y siempre dentro de nuestras posibilidades, por lo que la colaboración ciudadana en este aspecto es muy importante para que estas fuentes se mantengan en buen estado y no sufran desperfectos”.

Entre las fuentes que se han adecentado a lo largo del mes se encuentran la de la Plaza del Mamelón (en varias ocasiones), la Unión de Hermandades, plaza de San Andrés, plaza de las Marinas,  Rotonda de los Casinos, Plaza Aladro, Plaza del Caballo, Mediana de la avenida de Europa, rotonda del Altillo, parque del Retiro, plaza Mirabal, plaza de Santiago, fuente del monumento a Cabeza de Vaca, Olivar de Rivero o el lago de la Plata, con una superficie aproximada de 1.000 metros cuadrados.

Reparación del lago de La Granja

En relación a las fuentes en las que se está trabajando en la actualidad, destaca la intervención de limpieza y reparación del estanque del parque de la barriada de La Granja, que presentaba numerosas deficiencias y que precisaba de una actuación integral de mejora que permita ponerlo de nuevo en funcionamiento.  “Este estanque lleva muchos años vacío y sin funcionar y sin ningún tipo de cuidados ni mantenimiento, por lo que estamos haciendo una reparación general de todos sus elementos que presentaban un mayor deterioro”.

Esta actuación está consistiendo en la limpieza y pintado de todo el vaso, y en la reparación de filtraciones y el sellado de las grietas existentes. Asimismo, se ha reparado el motor del estanque que será instalado en los próximos días, una vez concluyan los trabajos de pintado.

Tal y como ha señalado la concejal, “el objetivo de esta actuación es volver a llenar el estanque una vez concluyan todos estos trabajos y devolverle a este parque uno de sus elementos más emblemáticos totalmente remodelado”.

En la actualidad también se está actuando en el conjunto de fuentes existentes en el Parque de los Jardines Escénicos, dentro del proyecto integral de adecentamiento que se ejecuta en el marco del Plan de Empleo Joven destinado a jóvenes de entre 18 y 29 años, que ha tramitado el Ayuntamiento.

Estos trabajos, que se encuentran muy avanzados, tienen como objeto el adecentamiento general de este espacio público y de los elementos que presentan un mayor deterioro.

También se ha realizado una importante labor de recuperación de la fuente del Consejo de Europa, en la que está pendiente la instalación de un nuevo motor para su puesta en funcionamiento.