Las Pandas de Verdiales de Málaga, desde el Alma

Entrevista al jerezano José Manuel Molina, vicesecretario de la Federación de Pandas de Verdiales de Málaga

El próximo lunes a las 20:30 en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco en la Plaza San Juan, tendrá lugar la conferencia de José Manuel Molina Gámez, organizado por el Centro Cultural Andaluz ‘Andalucía Altiva’ (Cecuan). Nuestro ponente nació en Jerez el 2 de marzo de 1958 y, tras obtener su Diplomatura en Magisterio se va a Málaga, donde se inició en la Fiesta de Verdiales de la mano de su primo Adolfo Romero, en la Panda de Comares, a principios de los setenta.

En 1983 organiza la Panda de Santón Pitar de la que es, actualmente, el violinista. Con Santón Pitar ha recorrido las ciudades de Madrid, Barcelona, Oviedo, Zaragoza, Faro (Portugal), Rabat (Marruecos), Murcia, Albacete, Valladolid, todas las provincias de Andalucía y, casi todos los municipios, de la provincia de Málaga.

En 1998, esta panda fue invitada a visitar y actuar en la sede del Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia). Con Santón Pitar participó en el elenco de artistas que intervinieron en el espectáculo flamenco “Biznagas”, recorriendo Santa Coloma de Gramanet, Mataró, Sabadell, Blanes, Zaragoza, teatro Cánovas (Málaga), teatro Cervantes (Álora), Estepona, dando el salto fuera de nuestras fronteras para actuar en Nueva York y Londres. Participa, con gran éxito, en la Bienal de Flamenco de Sevilla organizada por Mario Maya.

Creó, junto a otros profesores, las pandas de Benagalbón (estilo Montes), Benagalbón (estilo Comares), San Hilario de Comares, Totalán, El Borge, Estepona y Arroyo Gálica.

Fue el Secretario Técnico del V Congreso Andaluz de Folklore, celebrado en Málaga en 1994. Secretario de la primera Junta Directiva de la Federación de Pandas de Verdiales de Málaga, actualmente, vicesecretario de la misma. Secretario de la Peña de Verdiales El Revezo, de Benagalbón, organizadora del Concurso Tradicional de Verdiales que se celebra en dicha localidad, y además es Socio de Honor de la Peña Juan Breva, de Málaga. José Manuel Molina nos atiende amablemente para charlar un poquito.

Usted es de Jerez, cuna del cante flamenco, ¿ve un cordón  vinculante o de madre a hijo entre las verdiales y el flamenco?”

En sus tres modalidades, Almogía Montes y Comares, los verdiales, en su aspecto musical son un fandango y, por consiguiente, son flamenco, o mejor dicho, pertenecen a la prehistoria del flamenco, a esa época que refleja Estébanez Calderón, cuando el flamenco aún no había perdido su carácter instrumental para acompañarse sólo de guitarras y, todo lo más, con palmas.

Decía Julio Caro Baroja que un pueblo andaluz es un museo vivo en  el que hay rasgos del Neolítico hasta otros de origen recientísimo, ¿se observan esos rasgos en la panda de verdiales?

De forma muy clara. Son Neolíticos el pandero y la caracola. De la Edad del Bronce, los platillos. De época clásica y, en algún caso, incluso anterior, sus rituales como fiesta de solsticio de invierno, los sombreros de lazos, su conjunto instrumental distinguiendo un componente melódico y un componente rítmico de percusión. Medievales, sus instrumentos de cuerda: violín-rabel, guitarra, laúd en Comares.

¿Los tartesios fueron herederos o transmisores del origen de los verdiales?

El papel de los tartesios en relación a la fiesta de verdiales es un tema interesante a investigar. Hay quien relaciona a los tartesios con gentes de procedencia mionorasiática, como los hititas y ya conocemos algo de la relación de los hititas con la fiesta de verdiales: instrumentos, Hombre de la Vara, culto a Cibele, etc.

Las Pandas se reúnen, principalmente, a finales de diciembre en un  ritual antiguo acerca del solsticio de invierno, ¿se puede decir que su  origen se ubica en la Bética, y se conoce el siglo?

El origen de las fiestas de invierno, del solsticio, se remonta a tiempos remotos. Sumerios, hititas y otros pueblos de la antigüedad ya lo celebraban. El ritual verdialero corrobora la relevancia de la celebración, es la fiesta más importante del año y, de hecho, las pandas, como tales, sólo se organizaban y recibían ese nombre en esta fecha. Si era propio de la Bética o producto de la aportación de determinados pueblos que desde hace milenios nos visitan y se relacionan con los tartesios, es algo difícil de asegurar.

Las saturnales, los zéjeles, las zambras, las zarabandas, fandangos  y, ahora, verdiales, ¿podemos decir que estamos ante un ente musical casi prehistórico por su conexión hitita?

Hay demasiadas coincidencias entre fiestas y costumbres de los hititas y los verdiales y sus pandas para ignorarlas, sin más. En realidad, la fiesta de verdiales contiene elementos hititas, grecorromanos, medievales, etc. hasta llegar a la actualidad. Aportaciones de distintos pueblos y culturas, reflejo de su paso por el sur peninsular.

Las Pandas de Verdiales tienen características parecidas con pueblos y zonas que pertenecieron al país de Al-Ándalus. En su evolución, ¿contribuyó lo andalusí y luego morisco a su conformación?

Ocho siglos de estancia dan para mucho aunque, cuando los árabes irrumpen a principioos del s. VIII, ya se encuentran con músicas populares y ritos semejantes a los verdiales. Sin embargo, es notoria e innegable la influencia morisca en la modalidad de Comares: presencia del laúd, punteo de las guitarras, melodía marcadamente melismática del violín, etc. Los Reyes Católicos permitieron de modo exzcepcional la estancia de moriscos en Comares y parte de la Axarquía.

Usted ha sido secretario técnico de un congreso andaluz de  folklore, ¿dónde se puede encontrar todo el contenido generado, y sabe si va a haber próximamente otro congreso?

Hasta donde sé, se puede conseguir todo tipo de información en el Centro de Documentación que tiene la Junta de Andalucía en Granada. Yo estoy desligado de estos Congresos y no sé si se continúan organizando.

¿En qué consiste el choque de Pandas y qué instrumentos  rivalizan?

El choque de pandas es un combate musical entre dos pandas contendientes que, una vez juntas, aceleran el ritmo de la fiesta hasta que una de ellas se equivoca, perdiendo el compás, o queda claramente por debajo de la otra. Es una costumbre antiquísima que he podido rastrear hasta en la cultura griega. En los verdiales es propio del encuentro de pandas del 28 de diciembre, desde siempre.

¿Qué diferencias existen entre los estilos montes, comares y  otros?

Hay enormes diferencias. Comares se distingue no sólo por su música, muy melismática, y ritmo, sino por la inclusión de instrumentos que no vemos en las otras modalidades, como laúd y bandurria. En Montes, predomina el compás mientras que Almogía resalta por su ritmo más rápido. Montes posee una gran riqueza ritual en relación con el solsticio de invierno.

¿Qué significado tiene la bandera en la Fiesta de Verdiales?, y  ¿cuál es su origen?

Las pandas, en Pascua, se convierten en pequeños ejércitos dispuestos al combate, el choque, con su jefe al mando, el alcalde, y la enseña que la distingue, la bandera. Cuando las pandas chocaban, también bailaban los abanderados, fijando un largo clavo al final del mástil con el que intentaban rasgar la tela de la bandera contraria. Esta costumbre se prohibe en tiempos de Franco por considerarla una afrenta a un símbolo de la patria.

¿Cuál es el significado de los lazos en los sombreros?

Los sombreros representan la corona que se ponen los fiesteros como reyes de Pascua. Las flores recuerdan el reverdecer de la Naturaleza a partir del solsticio de invierno. Los abalorios son las joyas de esa corona mimética y los lazos significan las ínfulas que les confieren carácter casi sagrado. Los espejos les otorgan el poder luminoso del Sol cuando éste se mira en ellos. El sombrero de lazos y flores está muy relacionado con el culto a Dioniso, en la Grecia clásica.

¿Qué reacción observa usted cuando su Panda actúa ante un público que desconoce las Verdiales?

En primer lugar, la aparición de una panda provoca sorpresa y curiosidad. Nadie espera ver aparecer un instumento, hasta cierto punto aristocrático, como el violín, junto a un instrumento típico de ambientes rústicos, como el pandero. La fiesta suele generar expectación e interés en todos sus elementos. Lo pude comprobar en nuestro viaje a Nueva York y Londres, donde despertó la admiración en todos los espectadores delespectáculo flamenco “Biznagas”, en el que iba incluída la actuación de la panda.

Y ya para finalizar, nos gustaría saber ¿cuánto tiempo le llevó la  realización del libro “Fiestas de Verdiales. Una aproximación a sus orígenes”?

El libro es fruto de una larga investigación y búsqueda de relaciones, similitudes, conexiones con fiestas y rituales anteriores y contemporáneos a lo largo de diez años. Es un trabajo extenso pero  poco profundo porque mi mayor empeño fue la aproximación a las raíces más lejanas que pudiera encontrar en el tiempo y que me han llevado hasta finales del tercer milenio antes de Cristo.

Muchas gracias por su atención y colaboración