Sin duda una triste noticia para la ciudad encontrarse con un joven jerezano que carece de los más esenciales códigos éticos y morales, y que es capaz de colgar varios vídeos y difundirlos por la red, en los que se alegraba del asesinato de Isabel Carrasco, la insultaba, decía que “no tenía cerebro” y admiraba la “puntería” de la asesina, finalizando una canción con “ahí te pudras, puta”.

Lamentablemente, ayer la Policía Nacional imputó a un joven de 19 años, domiciliado en Jerez de la Frontera, por colgar en Internet vídeos con contenidos vejatorios sobre la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, asesinada el martes, y otros en los que justificaba el asesinato de “políticos corruptos”.

Según fuentes policiales, J.A.M., un cantautor anónimo publicó el pasado día 13 en Youtube un vídeo con una “Canción para Isabel Carrasco”, en la que se alegraba de su muerte, insultaba a la presidenta de la Diputación leonesa, de la que decía que “no tenía cerebro” y admiraba la “puntería” de su supuesta asesina. El joven fue localizado ayer y citado por la Policía Nacional como imputado, aunque se negó a declarar.

Con el pseudónimo de “Zurrapa-47”, este joven, acompañado de una guitarra, expresa en la canción su admiración por la “justiciera” que acabó con la vida de Carrasco porque “ha dejado a España con menos porquería”, a la vez que incita a acabar con los políticos “corruptos” con “cinco bombas nucleares”.

“No debería alegrarme de tu muerte, pero me alegro”, concluye la canción de este joven que, además, colgó otro vídeo, esta vez sin música y de similar contenido, en el que hace una “Pequeña reflexión sobre el tema de Isabel Carrasco”, como dice su título.

Unos contenidos vejatorios, denigrantes y contra el derecho al honor de la víctima que por repercusión viral fueron publicados en más páginas web, así como en medios de prensa digitales con el mismo pseudónimo.

La Policía logró identificar al autor a través de búsquedas en fuentes abiertas de Internet y de otros datos personales y técnicos facilitados por algunas web donde se publicó el vídeo.

Aunque no fue detenido, se le citó en comisaría como imputado por los delitos contra la integridad moral al tratarse de vejaciones graves, tipificado en el artículo 173 del Código Penal, y contra los derechos y libertades fundamentales (delito de odio del artículo 510 que penaliza la provocación a la discriminación, al odio o a la violencia por motivos, entre otros, referentes a la ideología).

Aquí pueden escuchar el vídeo del denunciado: