El delegado de Participación y Coordinación de Distritos, José Galvín, se muestra asombrado por las críticas vertidas por el PSOE sobre la situación en la que se encuentran las asociaciones de nuestra ciudad, ya que “precisamente este fue uno de los problemas que nos encontramos cuando llegamos al Gobierno Municipal”.

“Durante la legislatura del PSOE, añade José Galvín, concretamente desde 2007, se dejaron de pagar a las asociaciones, incluidas las de carácter social, para priorizar otros gastos como los sueldos de 33 asesores, valorados en 1.500.000 euros, y una macro imprenta”.

El delegado de Participación y Distritos también recuerda que “al llegar nosotros, las asociaciones se encontraban al borde de la desaparición, pero gracias al tercer Plan de Pago a Proveedores con los Fondos ICO conseguimos abonar 2.079.437,75 euros a colectivos de carácter social y que se debía por el impago, por parte del PSOE, de 296 facturas de 84 proveedores. Por tanto, les pido que no nos den lecciones”.

A través del Plan de Pago a Proveedores se ha liquidado la deuda pendiente por orden de importancia, es decir, primero se le abonó el dinero a las ONGs, dado su carácter humanitario y social, y posteriormente, se procedió a liquidar la deuda con las asociaciones vecinales y deportivas. De esta forma, tras liquidar casi 3 millones de euros de la deuda pendiente desde 2007 con las organizaciones sociales, ya que con anterioridad al ICO se habían abonado 800.000 euros, se cumplió con el compromiso de pagar al resto de entidades, que también realizan una importante labor, tanto en el mundo del deporte como entre los vecinos.

En relación a la convocatoria de subvenciones, José Galvín también recuerda que “fue precisamente el Gobierno socialista el que dejó de convocarlas, ya que la última fue publicada en el BOP 177 del 14 de septiembre de 2009”.

En el caso de la situación de la Federación de Asociaciones de Vecinos Solidaridad, con la que el PSOE mantuvo ayer una reunión para analizar la situación actual de las asociaciones, José Galvín, recuerda que esta entidad firmó en 2009 un convenio con el Ayuntamiento con el PSOE en el Gobierno, por valor de 10.000 euros, y que nosotros, en noviembre de 2013 hemos tenido que terminar de pagar”.

Por todo ello, el delegado de Participación y Distritos exige al PSOE que “deje su política del miedo y nos deje trabajar para normalizar la situación que heredamos de la nefasta gestión de los gobiernos anteriores”.