La policía sigue investigando la muerte el pasado fin de semana en Benicarló de un hombre que ingirió un producto de limpieza que le fue servido como como vino blanco, supuestamente por equivocación en un bar de la localidad.

El producto de limpieza había sido guardado en una botella de vino que, por error, fue introducida en el refrigerador del establecimiento junto con el resto de bebidas. Al parecer, se trataba de un producto industrial de un color similar al del vino blanco, que le causó a la víctima graves quemaduras internas.

Los servicios de emergencia trataron de reanimar al hombre, fue trasladado con pronóstico grave a un hospital local, pero falleció a las pocas horas.

El dueño del bar fue detenido, y puesto en libertad con cargos en el mismo día.