El primer teniente de alcalde y portavoz municipal, Antonio Saldaña, ha criticado la actitud insolidaria del PSOE con las miles de familias jerezanas que viven en núcleos rurales diseminados por haberse abstenido esta mañana en la propuesta que, como diputado provincial,  ha defendido en el Pleno de la Institución provincial. En la propuesta se insta al Gobierno de la Junta a la desafectación de las vías pecuarias, y en los casos de no ser posible, a reconocer la huella pecuaria, manteniendo el dominio público, pero haciéndolo compatible con el uso residencial ligado a la actividad agropecuaria que tiene estos  suelos desde hace décadas; y así como a la creación de una comisión técnica donde estén presente técnicos de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Jerez.

Antonio Saldaña ha señalado que el PSOE, una vez más, “ha vuelto a dar la espalda a las miles de familias jerezanas que habitan en Cuartillos Oeste, Gibalbín, Las Tablas, Baldío Gallardo, El Mojo, Repastaeros-Las Pachecas, Puente de la Guareña y Rajamancera-Cañada del León, como ya lo hiciera el pasado 27 de noviembre en el Parlamento andaluz donde incluso desde el bipartito se les insultó y faltó al respeto llamándoles domingueros”.

Antonio Saldaña ha criticado “la falta de voluntad política y la estrechez de miras” mostrada por el PSOE en este asunto porque ha vuelto a cerrar la puerta a un necesario diálogo entre administraciones, ya que ni siquiera acepta “creación de la mesa técnica para abordar la situación  de tantas familias jerezanas”.

El portavoz municipal y diputado provincial considera de justicia que estos vecinos puedan legalizar “porque pagan sus impuestos y no reciben ningún servicio a cambio”. Saldaña ha desmontado los argumentos esgrimidos por el PSOE. “En ningún momento se propone la legalización de viviendas al margen de la ley”. La normativa vigente (reglamento de Vía Pecuarias decreto 155/1998, de 21 de julio) en su articulo 31 contempla la desafectación de forma excepcional previo estudio de cada caso, “mientras que el artículo 32, que defiende el PSOE de manera inexorable, obliga a un trazado alternativo, que supone la expropiación que “supone la expropiación y la compra de terrenos por los que los vecinos tendrían que pagar”.

Saldaña ha insistido en que “la propuesta defendida por el PP en todos los plenos es una solución técnica coherente para las miles de familias de la zona rural que se ven afectadas por vías pecuarias y llevan más 30 años pidiendo una regularización de sus viviendas, muchas de ellas, anteriores a la normativa andaluza de vías pecuarias y a la propia Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA)”. “Se trata de no cargar sobre la espalda de los ciudadanos un problema económico cuando puede solucionarse sin coste económico y más rápido. Es una solución legal, rápida y barata y que después de tantos años esperando, es lo que se merecen los vecinos de la zona rural, algo que el PSOE no quiere”, ha apostillado.