Artículo de opinión de Jaime Espinar, presidente de NNGG Jerez

La confianza es la esperanza firme que se tiene de alguien o algo. La confianza es una actitud que concierne al futuro, es una apuesta en alguien o algo, nuestra ciudad. Jerez, ha experimentado un cambio en su modelo de gestión, pasando del absoluto caos a la normalidad. ¿Hace dos años quién apostaba por Jerez? ¿Quién confiaba en nuestra ciudad?

Considero que no es necesario responder a estas preguntas, lo mejor es  mirar únicamente al pasado para aprender no para quedarnos anclados en él, lo que importa es el presente y el futuro de nuestra ciudad y de los ciudadanos que vivimos en ella, presente en la que las respuestas a esas dos preguntas se han tornado de manera positiva, y una muestra de ello pudimos observarla el pasado fin de semana en la Gala de Presentación de la 69º edición de la Vuelta Ciclista a España que tuvo lugar en nuestra localidad.

Un gran evento en el que Jerez será protagonista el próximo 23 de agosto y que sin duda supondrá un importante estímulo para la economía de la ciudad y para algo tan importante como es su imagen exterior.

En este importante evento, hay que destacar el esfuerzo personal de la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo y su equipo, los cuales siempre quieren para nuestra ciudad lo mejor, Jerez tiene una buena marca, y gracias a la imaginación y al trabajo del equipo de gobierno  el nombre de Jerez ahora está ligado a noticias positivas a través de  eventos económico y socialmente positivos para nuestra ciudad y todo ellos se está haciendo en base a lo que es la esencia de  Jerez, apostando por el flamenco, por el vino, Jerez es Ciudad Europea del Vino y ahora  por el deporte. Pero todo ello sin olvidar el principal objetivo que es la lucha contra el desempleo en nuestra ciudad, la Vuelta Ciclista a España, la celebración del 750 años de Jerez, la capitalidad europea del vino, serán y son  grandes aliados para luchar contra esta lacra.

Jerez ha empezado a pedalear hacia delante tras años de sombras, la ruta no es fácil, en ocasiones deberemos ir contrarreloj, otras tendremos que sortear  obstáculos, incluso habrá quien ponga piedras en nuestras ruedas pero gracias al esfuerzo de todos Jerez ocupará lo más alto del pódium de la Vuelta a la confianza, a la ilusión y al crecimiento.