El programa didáctico “La pieza del mes”, organizado por el Museo Arqueológico y la Asociación de Amigos del Museo, continuará este sábado, 21 de marzo, a las 12,30 horas, en la sala Šarīš Šiḏūna del Museo. La entrada a la actividad es gratuita. En esta ocasión, el Doctor en Historia por la Universidad de Valladolid y Catedrático de Arqueología de la Universidad de Málaga, Pedro Rodríguez Oliva, explicará los detalles de la caja de sarcófago decorada de La Peñuela.

Rodríguez oliva, considerado uno de los máximos expertos en decoración escultórica de la Bética, expondrá que se trata de una caja de piedra caliza blanca fragmentada, con el frente decorado con los motivos incisos de un pavo real picoteando una gran flor de siete pétalos y las figuras en relieve de un ciervo al paso ante dos árboles y, tras ellos, un jinete con la manos abiertas y la derecha alzada. Los bordes superiores se decoran con tallos de vid con zarcillos, hojas y racimos incisos.

Se la ha considerado una pila de agua, por el orificio de desagüe que lleva, por su reducido tamaño, y por llevar decoración en los bordes superiores de sus paredes. También se la ha creído sarcófago debido, fundamentalmente, al contexto funerario de su hallazgo, en un yacimiento que ha ofrecido otros restos de un sarcófago cristiano

Además, procede de un hallazgo casual, acaecido en 1934, en tierras del cortijo de La Peñuela, situado a unos catorce kilómetros de Jerez. El lugar donde esta pila, o sarcófago, se encontró es una necrópolis tardía, que se ha fechado entre el siglo IV d.C. y la época visigótica. El tema figurado, el del pavo real junto a elementos vegetales, es un motivo bastante común en la decoración de sarcófagos tardíos, fundamentalmente en la producción de los de carácter cristiano de Rávena y, por influencia de este foco, también en otros talleres de la Galia.

Pedro Rodríguez Oliva

Natural de Algeciras. Es Licenciado en Filosofía y Letras y Doctor en Historia por la Universidad de Valladolid (1976), Catedrático de Arqueología de la Universidad de Málaga a cuyo claustro pertenece desde 1973. Además, es especialista en Arqueología, Epigrafía y Numismática clásicas y de España, temas a los que ha dedicado investigaciones diversas y sobre los que tiene publicados algo más de dos centenares de trabajos.

Ha sido director de varios departamentos universitarios, vicerrector (1995-2001) y ha dirigido numerosas tesis de licenciatura y doctorales y algunos equipos de trabajo de los que han salido varios catedráticos y profesores titulares de Universidad. Miembro correspondiente del Instituto Arqueológico Alemán de Berlín (1979), consejero de número (Sección 2ª) del Instituto de Estudios Campogibraltareños (1991), miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga  y de otras instituciones científicas españolas y extranjeras. Su biografía figura en la Gran Enciclopedia de Andalucía (1979), en la Enciclopedia General de Andalucía (2004) y en el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia (vol. XLIV, 2013, 56 s.).

Ha dirigido un buen número de excavaciones arqueológicas, muchas de ellas en yacimientos romanos de la provincia de Málaga y forma parte de varios comités internacionales de su especialidad, de los consejos de revistas científicas y es conferenciante asiduo en centros de investigación españoles y extranjeros.