La organización política también llevará la proposición al pleno municipal con el objetivo de que Jerez deje de soportar el desfase económico anual que supone la infrautilización de esta planta de reciclaje y compostaje de ámbito provincial; Rocío Montero asegura que el complejo solo recibe el 20% de los residuos que debería tratar de un total de 25 municipios del entorno

Foro Ciudadano de Jerez elevará al pleno de la Diputación de este miércoles y al del Ayuntamiento del viernes de la próxima semana una proposición para que la planta de reciclaje y compostaje de Las Calandrias sea gestionada y explotada por la institución provincial. Una gestión similar a lo que ocurre con los consorcios de Bomberos y Transporte, y exactamente de la misma manera que sucede con el vertedero de Miramundo, que se subvenciona por la Diputación pero que “en cambio ni procesa ni trata el reciclado de los residuos que vierten los municipios”. Según ha explicado la diputada y concejala de Foro, Rocío Montero, poner en marcha esta propuesta supondría “garantizar el pago de los distintos ayuntamientos que deben verter sus residuos en Las Calandrias, una planta que se proyectó para que lo hicieran 25 localidades frente a las apenas cuatro que lo hacen hoy día”. “Puesto que Diputación cobra los impuestos de esos municipios, estas 25 poblaciones traerían sus residuos a la planta situada en Bolaños, éstos se reciclarían, y el complejo se haría rentable”. No hay que olvidar, en este sentido, que “el Ayuntamiento jerezano carga desde hace años con el desequilibrio económico de la concesión, que supera el millón de euros anual, pese a que la planta es de ámbito supramunicipal”.

El complejo medioambiental, ha recordado Rocío Montero, se construyó con la finalidad de recibir los residuos de todo el sector al que pertenece Jerez, según el Plan Director Provincial de Gestión de Residuos, comprendiendo toda la zona Norte de la Provincia de Cádiz, abarcando las comarcas de Jerez, costa Noroeste y comarca de la Sierra, además de El Puerto, afectando a una población total de 480.000 habitantes. “La triste realidad en todo este tiempo ha sido muy distinta, puesto que la planta de reciclaje y compostaje de Las Calandrias, gestionada desde sus comienzos y hasta la actualidad por Aguas Jerez (Ajemsa), recibe únicamente poco más del 20% de los residuos urbanos de la provincia pese a que estaba llamada a ser una instalación que aglutinara gran parte del servicio total para hacerla rentable”. “Esta situación no es solo negativa desde el punto de vista del impacto medioambiental, algo que han denunciado en múltiples ocasiones los colectivos ecologistas, sino que Las Calandrias presenta un desequilibro económico de la empresa que gestiona la planta que a la postre, una vez más, acaba repercutiendo sobre las espaldas de los jerezanos”, ha añadido.

Este desfase se explica en lo que ingresa realmente y lo que tendría que cobrar por la explotación, “algo que acaba soportando Ajemsa (en proceso de liquidación por cierto) pese al ámbito supramunicipal que debería regir la explotación”. “Hace dos años se planteó ya en el seno de la institución provincial la necesidad de elaborar un estudio técnico pero no se ha vuelto a saber nada, de ahí que Foro insista en la necesidad de dar un giro de 180 grados a un complejo infrautilizado totalmente”, ha mantenido Montero. A lo que ha añadido: “Esta infrautilización representa un aumento de la relación precio por tonelada tratada, produciéndose situaciones tan absurdas como que los camiones de residuos de algunos municipios recorran muchos kilómetros más de los necesarios, con el consiguiente aumento de los costes, en lugar de verter en Las Calandrias”. A todo esto, Foro ha vuelto a reclamar un compromiso firme de las administraciones por la estabilidad en el empleo de los trabajadores de la planta de Las Calandrias, que “llevan demasiados años ya soportando un clima permanente de inestabilidad e incertidumbre”.