Antonio Diosdado ha declarado que “es un sueño para mí recibir el Caballo de Oro, el más afamado premio para un ganadero” y ha continuado “por ello, me siento emocionado, orgulloso y honrado, y este galardón me motiva aún más para seguir trabajando por el sector y por la Feria del Caballo”. Después de recorrer su relación con el mundo del caballo y con la Feria, a través de sus propias vivencias, Antonio Diosdado ha concluido su intervención, muy emocionado, al recordar a su padre al que ha definido como “el verdadero ganadero, fundador de mi ganadería y a mi hermano Cristóbal, con el que compartí tanta afición. Va por ellos el galardón”.