El Tribunal Supremo ha dado la razón al Ayuntamiento de Jerez y considera ajustado a derecho el ERE municipal por el que procedió al despido de 260 trabajadores, estimando como suficientes “los criterios invocados y por apreciar causa económica”.

El Gobierno popular del Ayuntamiento de Jerez considera muy importante que la sala de lo social del Tribunal Supremo, en la sesión celebrada esta mañana, haya estimado y declarado “ajustado a derecho” el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en el Ayuntamiento de Jerez.

En el comunicado remitido por el Tribunal Supremo al Ayuntamiento de Jerez y enviado a los medios de comunicación, se admite el recurso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucia (TSJA) “por estimar suficientes los criterios invocados y por apreciar causa económica según la Disposición Adicional Vigésimo del Estatuto de los Trabajadores introducida por la ley 3/2012 a la vista de la situación económica-financiera del Ayuntamiento según los hechos declarados probados”.

Hay que recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía había declarado el ERE  como “no ajustado a derecho por insuficiencia de los criterios de selección de los afectados”, sin embargo, el Tribunal Supremo ha estimado el recurso del Ayuntamiento contra dicha sentencia, declarando finalmente dicho ERE “ajustado a derecho”

El Ejecutivo local recuerda que “ésta fue una medida dolorosa que hubo que tomar ante la situación económica del Ayuntamiento de Jerez, siendo absolutamente necesaria y no arbitraria”. A la espera de que se notifique la sentencia, el Gobierno local destaca la importancia de la decisión del Tribunal Supremo ya que evidencia “que el ERE fue ajustado a derecho, y que, por tanto, este se hizo cumpliendo la ley, sin que se produjese arbitrariedad alguna”.

Así mismo, el Gobierno local lamenta las descalificaciones vertidas por los partidos de la oposición desde que se conociera la sentencia del TSJA y pide respeto en un asunto tan serio como es el tener que haber realizado un ERE en el Ayuntamiento por una situación que podía haberse evitado si los gobiernos anteriores hubieran gestionado con control del gasto.

Sin duda es un revés para los partidos más fuertes de la oposición, que habían basado sus críticas y descalificaciones, en muchas ocasiones,en poner en duda la legalidad del ERE municipal, y que en cambio ahora, esta decisión del Tribunal Supremo les obliga a cambiar de estrategia política.