Un agente jubilado de la Policía Nacional, A. H. R., de setenta años, fue agredido en la noche del sábado con un arma blanca en el casco antiguo de Jerez. El hombre, herido leve, vio como un individuo encapuchado iba a lanzar un cóctel molotov a la fachada del convento Santa María de Gracia, en la calle Juana Dios Lacoste, le gritó “Alto policía” y se abalanzó para reducirlo, tras lo que salieron ardiendo ambos, el encapuchado gritó en árabe y aparecieron tres encapuchados más, dos de ellos le sostuvieron para que el tercero le asestara una puñalada en el abdomen, el policía gritó a la desesperada “compañero, compañero”, y los individuos salieron corriendo, hablando entre ellos en árabe y dejando tras de sí en el suelo otro cóctel molotov preparado para ser lanzado.

En varias calles del centro de la ciudad han aparecido pintadas la palabra «yihadista». La investigación trata de esclarecer ahora si se trató de un ataque terrorista o un acto de vandalismo, según fuentes policiales consultadas por Europa Press. El hombre herido llamó al 091 contando lo que había sucedido. Presentaba un corte en el abdomen y heridas en la rodilla y en la cabeza. Según la declaración prestada por el agredido, los encapuchados se comunicaban entre ellos hablando en árabe y habían escrito la palabra «yihadista» en spray de color negro.

El policía jubilado herido no sólo intervino cuando estas personas estaban pintando la iglesia, sino que llegó a apagar el artefacto incendiario que habían lanzado contra la pared del templo, que ha quedado ennegrecida.Fuentes del Servicio Coordinado de Emergencias 112 han indicado a Europa Press que los hechos se registraron sobre las 20.25 horas del pasado sábado, cuando se dio aviso de que un hombre había resultado agredido por arma blanca tras haber reprendido a un grupo de tres o cuatro personas encapuchadas. También llevaban ropas oscuras.

El Ayuntamiento de Jerez manifiesta “su más enérgica condena” por la agresión al policía nacional que resulto herido la noche del sábado

El Ayuntamiento de Jerez ha manifestado su “más enérgica condena” por los hechos ocurridos.

El Ayuntamiento de Jerez, tanto a través de su alcaldesa, María José García-Pelayo, como del delegado de Seguridad y segundo teniente de alcalde, Javier Durá, ya han puesto a disposición del Cuerpo Nacional de la Policía todos los medios que sean necesarios para colaborar, tanto en la detención de los responsables de los hechos ocurridos el sábado, así como en la investigación abierta a raíz del suceso.

En la misma mañana la alcaldesa mantuvo una reunión con el delegado de Seguridad y segundo teniente de alcalde para analizar la situación y supervisar la coordinación con el cuerpo nacional de policía.

El Ayuntamiento mantiene la máxima coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía. De hecho, en los contactos mantenidos por la alcaldesa con el comisario, José Antonio Fernández García-Camacho, ya le ha trasladado que desde Madrid se ha reforzado ya el servicio en Jerez con el envio de efectivos de apoyo de la Comisaría General de Información expertos en la lucha contra el terrorismo yihadista. La regidora ha insistido en ofrecer la máxima colaboración al grupo creado para llevar a cabo la investigación y la detención de los autores lo antes posible y, por tanto, quiere transmitir tranquilidad a los ciudadanos.

Asimismo, se le ha trasladado al policía agredido su solidaridad y su más absoluto apoyo dada la valentía mostrada en su intervención, a quien ha agradecido el trabajo realizado.