Rocío Montero ha defendido en el pleno de la institución provincial la necesidad de un reconocimiento expreso al músico flamenco jerezano dos años y medio después de su prematura muerte; “Morao contribuyó de forma muy especial a llevar el nombre de Jerez y la provincia por escenarios nacionales e internacionales”, ha mantenido.

El pleno de la Diputación de Cádiz ha aprobado esta mañana por unanimidad, a propuesta del grupo provincial de Foro Ciudadano de Jerez, la concesión de la Medalla de la Provincia a título póstumo al guitarrista y compositor jerezano Manuel Moreno Junquera ‘Moraíto’. Un reconocimiento, que se suma al de otras personalidades destacadas de la provincia, que ha sido defendido por la portavoz institucional de esta organización política, Rocío Montero, como “justo tributo dos años y medio después de su muerte a un músico flamenco que contribuyó de forma muy especial a llevar el nombre de Jerez y la provincia por todo el mundo”. “La muerte prematura de un guitarrista de la valía y la proyección nacional e internacional de Moraíto ha sido un mazazo en el mundo del flamenco que todavía se siente con mucha fuerza, por lo que queríamos que también a nivel provincial la figura de Morao tuviera un reconocimiento expreso”, ha manifestado ante un homenaje que tendrá lugar el próximo 19 de marzo con motivo del Día de la Provincia de Cádiz.

Manuel Moreno Junquera ‘Moraíto Chico’ (Jerez, 1956-2011) debutó a los once años de la mano de su tío Manuel Morao. Al margen de numerosas colaboraciones en trabajos discográficos, como su permanente presencia en la colección ‘Así canta nuestra tierra en Navidad’ y el culmen que para él supuso grabar ‘Aire’, con José Mercé; y de haber participado en los dos largometrajes en torno al arte jondo realizados por el cineasta Carlos Saura, ‘Flamenco’ (1995) y ‘Flamenco, flamenco’ (2010), ‘Moraíto’ dejó dos trabajos discográficos propios, ‘Morao, morao’ y ‘Morao y oro’. En directo, no fue Mercé el único que disfrutó en la distancia más corta de su pulso y su dominio del compás. Cantaores de la dimensión de Mairena, Caracol, Sordera, La Perla, Terremoto, Chocolate, Camarón… también enriquecieron sus tercios en algún momento gracias al acompañamiento virtuoso, redondo e inteligente de Moraíto, algunas de cuyas pegadizas falsetas pervivirán de manera inmortal entre las nuevas generaciones.

Actuó en peñas y festivales; participó en un episodio de la serie ‘Rito y geografía del cante’; y fue, años más tarde, ganador en dos ocasiones del prestigioso premio nacional de guitarra convocado por la peña Los Cernícalos y reconocido por la Cátedra de Flamencología con la concesión de la Copa Jerez de 1984. Más tarde, en 1999, les serían otorgados el Premio Nacional de Guitarra Flamenca y el Nacional de la Crítica Flamenca al toque. En la Bienal de Sevilla de 2010 también fue premiado con el Giraldillo a la ‘Maestría’ por toda su trayectoria. “Querido y admirado fuera y dentro de nuestras fronteras, Moraíto tuvo el reconocimiento de la Nueva Academia del Disco de París y a lo largo de los casi 45 años de carrera artística que cumplió en el momento de su fallecimiento tuvo la oportunidad de poner de largo en solitario su sabiduría guitarrística en infinidad de escenarios de todo el mundo”, ha apostillado Rocío Montero, quien ha expresado la “satisfacción” de este grupo político porque la propuesta haya sido acogida por unanimidad de la institución provincial.