“Estamos considerando una serie de medidas adicionales para reforzar la preparación aérea, marítima y terrestre en Europa” ha asegurado el ministro de Defensa polaco.

Estados Unidos y Polonia anunciarán la semana próxima el despliegue de fuerzas terrestres estadounidenses en territorio polaco como parte de una expansión de la presencia de la OTAN en Europa Central y Oriental, en respuesta a los acontecimientos en Ucrania, adelantó ‘The Washington Post’.

El ministro de Defensa de Polonia, Tomasz Siemoniak, confirmó la información al diario en una visita a su redacción tras reunirse con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, este jueves. Tras la publicación del diario, el Pentágono no quiso confirmar aún ningún anuncio.

“Como el secretario Hagel ha dejado claro, seguimos buscando formas de tranquilizar a los aliados de la OTAN de nuestro firme compromiso con la defensa colectiva, en virtud del Artículo 5 (del tratado)”, dijo al respecto el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

“Para ello, estamos considerando una serie de medidas adicionales que para reforzar la preparación aérea, marítima y terrestre en Europa. Algunas de esas actividades serán de forma bilateral con países individuales de la OTAN. Algunos serán desarrollados a lo largo de la propia Alianza”, agregó Kirby. Sin embargo, el portavoz insistió en que el Pentágono “no tiene nada específico que anunciar en este momento”. Siemoniak aseguró al Post que la decisión se ha tomado en el plano político, y que los planificadores militares están trabajando en los detalles, que contemplarán una cooperación más intensa en la defensa aérea, fuerzas especiales, ciberdefensa y otras áreas.

“Polonia jugará un papel líder en la región, bajo el patrocinio de EE.UU.”, dijo. Pero el ministro de Defensa también aseguró que cualquier respuesta inmediata de la OTAN a la agresión rusa en Ucrania, si bien es importante, importa menos que un cambio a largo plazo en las posturas de defensa de Europa y Estados Unidos. Según consideró el polaco, Washington tiene que “revirar” su postura de nuevo hacia Europa, después de haber anunciado un “giro” a Asia.