La agencia espacial norteamericana confirma el descubrimiento de un planeta, a unos 500 millones de años luz y en la constelación del Cisne, de un tamaño aproximado al de la Tierra en el que podría existir agua en forma líquida.

Los astrónomos han confirmado la existencia, a unos 500 millones de años luz y en la constelación del Cisne, de un planeta de tamaño aproximado al de la Tierra en el que podría existir agua en forma líquida, anunció este jueves la agencia espacial estadounidense, NASA.

El planeta, que orbita la estrella enana Kepler-186 y al que se ha denominado Kepler-186f, fue analizado por el telescopio Géminis Norte y su vecino el telescopio Keck II, ambos en Mauna Kea, Hawai.

“Es extremadamente difícil detectar y confirmar estos planetas del tamaño de la Tierra y ahora que hemos encontrado uno queremos encontrar más”, dijo en una teleconferencia Elisa Quintana, científica investigadora del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre de la NASA (SETI).

“Podemos decir de manera definitiva que se trata de un planeta del tamaño de La Tierra hallado en una zona habitable en la órbita de una estrella”, ha declarado Quintana. “El hallazgo de esta clase de planetas es uno de los objetivos principales del telescopio Kepler”, ha añadido.

“Este descubrimiento no solo demuestra la existencia de mundos que podrían ser similares al nuestro, sino que además dará forma a futuras investigaciones de exoplanetas que podrían contar con un entorno de superficie terrestre”, hizo saber el SETI en un comunicado publicado este jueves.

De los 1.800 exoplanetas confirmados, solo 20 de ellos orbitan en la zona habitable de una estrella, con la temperatura adecuada para que el agua de la superficie no arda ni se congele. Sin embargo, los “planetas descubiertos previamente eran más grandes que La Tierra, por lo que su verdadera naturaleza era desconocida”.

El Kepler-186f, así, se encuentra lo suficientemente lejos de su estrella como para evitar cualquier peligro que amenazara la vida, como explosiones estelares procedentes de estrellas enanas.

 

  • Pedro

    Ahí mandaba yo a unos cuantos

  • Felipe

    Eres demasiado bueno Pedro, yo los mandaba a alguno que no sea habitable, que ya en este han hecho mucho daño.