Los socialistas trasladan a la ciudadanía la necesidad de una “alternativa” a la derecha que gobiernan en la U.E y a la derecha que mal gobierna España

El PSOE-A de Jerez a través de su Secretaria General, Miriam Alconchel, junto a la Secretaria de Bienestar Social de la Ejecutiva Regional, Isabel Armario, han presentado esta mañana las propuestas que en materia de igualdad, derechos sociales y derechos y libertades presenta en su programa electoral el PSE para los comicios del próximo 25 de mayo.

Alconchel ha destacado en su intervención la necesidad de que los ciudadanos “entiendan la importancia de su voto porque no todos los partidos queremos la misma Europa, porque el Partido Socialista Europeo, los socialdemócratas europeos, queremos que los ciudadanos muevan Europa para eliminar la desigualdad”.

En este sentido los socialistas proponen entre otras cuestiones, fijar un Mínimo Social Europeo e Indicadores Sociales Vinculantes para lo que “estableceremos un mínimo social en los presupuestos públicos para garantizar el mantenimiento de los estándares europeos con educación, sanidad y prestaciones sociales ante cualquier coyuntura económica. Garantizaremos indicadores sociales que midan, antes de tomar decisiones económicas, su impacto en la política social, especialmente en el empleo y la pobreza”, dijo.

Asimismo el Partido Socialista presentará un Plan Europeo Contra la Pobreza (cabe recordar que en Europa existen en la actualidad 125 millones de personas en situación de pobreza severa) con más apoyo a los bancos de alimentos y aumentar los presupuestos para el fondo europeo de ayuda a los más necesitados para los próximos años; y un Plan Europeo Contra la Brecha Salarial  para acabar de una vez con la diferencia salarial y de pensiones que soportan las mujeres.

En esta línea los socialistas europeos se comprometen a crear una Directiva Europea de Igualdad de Trato que “instaure unos mínimos a cumplir y respetar por los países en materia de no discriminación; el establecimiento mediante una directiva cuotas de igualdad en los consejos de administración y un permiso de maternidad y paternidad europeo”. Del mismo modo gracias al voto socialista anuncian propuestas para combatir la trata y explotación sexual, el Pleno Reconocimiento al Derecho a Decidir de las Mujeres sobre su salud sexual y reproductiva “pese al retroceso propugnado por Rajoy en España”, así como una Directiva y Estrategia Europea Contra la Violencia de Género, “garantizando al más alto nivel, la lucha contra esta lacra social en todo el espacio comunitario”.

En materia de juventud, los socialistas europeos abogan por multiplicar por 3 los fondos de la garantía de la economía juvenil, a garantizar la tarjeta sanitaria y las prestaciones por desempleo dentro de la UE; a crear una directiva de salarios mínimos y un marco europeo de calidad para las prácticas laborales. “Con nuestro voto en Europa se blindarán los presupuestos para las Becas Erasmus”, ha apuntado Alconchel.

En el caso de derechos y libertades, el PSOE-A de Jerez recuerda el interés de los socialdemócratas europeos respecto de una verdadera política común de inmigración basada en tres pilares fundamentales: prevención, protección e integración y dotando de recursos los tres programas europeos existentes FRONTEX Y EUROSUR (el nuevo sistema europeo de vigilancia de fronteras) y el nuevo Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Miriam Alconchel ha puesto de manifiesto de la misma forma que “un Parlamento socialista se comprometerá a promover los derechos sociales del la mayoría, a establecer un mínimo social en cuanto al gasto en presupuestos públicos para que ningún gobierno nacional pueda darle la espalda a los que los necesitan; a crear gradualmente una renta mínima de inserción. Y lo más importante: un Plan Europeo contra la pobreza, una política de vivienda social y compromisos vinculantes de inversión en materia de educación pública y de calidad”.

En suma, “todo para una Europa más social, porque es evidente que la riqueza de unos pocos no nos beneficia a todos”, sentenció Alconchel.