El equipo de profesionales del Zoobotánico de Jerez ha procedido al primer chequeo del cachorro de lince ibérico, Mosto, nacido en el parque el pasado mes de abril. Es la primera vez que el cachorro ha tenido contacto con el ser humano desde su nacimiento, ya que hasta ahora sólo ha podido ser observado a través de la cámara que tiene instalada en la paridera.

En el chequeo se ha procedido a revisar el estado de salud general del cachorro, ver su sexo, medirlo, pesarlo y desparasitarlo. Se encontraba en perfectas condiciones y con un peso de 1,268 gramos se encuentra en un buen estado físico para su edad. Ha resultado ser un macho que se llamará Mosto, al ser todos los cachorros de este año nombrados con la letra M y ser este un nombre muy jerezano.

Tras esta breve revisión el cachorro ha vuelto con su madre para continuar tranquilamente su desarrollo. Aún no se sabe el destino que el Programa de Conservación de la especie le designará, o viajar como futuro reproductor a otro centro de cría o ser reintroducido en la naturaleza, que será el caso para la mayor parte de los 53 cachorros que hay este año en los centros de cría en la que está siendo una temporada excepcional.

Lince_Mosto