El concejal Manuel Rosa reclama un plan integral para recuperar zonas públicas muy utilizadas por los jerezanos como la pradera y la pista de skate; están arrasadas, dice, por la falta de vigilancia, mantenimiento y control por parte de unas delegaciones municipales en manos de “unos políticos irresponsables que no pisan las calles de la ciudad salvo para hacerse fotos promocionales”

El concejal de Foro Ciudadano de Jerez y miembro del consejo local de Medio Ambiente, Manuel Rosa, ha denunciado la “situación límite” en la que se encuentra el complejo deportivo Chapín, tanto la pradera como las instalaciones del edificio Jerez 2002, el equipamiento para hacer skate y el Palacio de Deportes como consecuencia del abandono municipal prolongado en el tiempo y los sucesivos actos vandálicos que allí se producen de unos años a esta parte. Según el edil, el aspecto que presentan las instalaciones y los espacios públicos es “desolador, todo deteriorado o destrozado, muy sucio y totalmente abandonado por culpa de la irresponsabilidad de un gobierno local de tercera para una ciudad de Primera división”. En el amplio reportaje fotográfico que ha realizado esta organización política sobre el estado que a día de hoy presentan estas zonas públicas de la ciudad puede verse el “alto grado de deterioro que sufre un complejo que hasta hace unos años era envidiado por otras ciudades y que hoy es otro triste ejemplo más de cómo el PP gestiona Jerez y cómo ha logrado hundir todo lo que ha tocado, o más bien lo que no ha cuidado, en esta ciudad”.

Para Manuel Rosa, “es lamentable y muy grave que se destinasen tantos recursos públicos a zonas tan utilizadas por los ciudadanos como la pradera de Chapín y que hoy en día se encuentren tan dejadas, presas del vandalismo y de la inacción de unas delegaciones municipales en manos de políticos irresponsables que no pisan las calles de la ciudad salvo para hacerse fotitos promocionales”. En el caso de la pradera de Chapín, ha dicho, “ya no puede llamarse pradera pues hoy en día se trata de un terreno seco y amarillo que parece más propio del desierto y que en ningún caso invita a practicar deporte”. Las vallas perimetrales están reventadas, mientras que su cerramiento exterior se mantiene reventado e incluso con hierros oxidados peligrosos para los ciudadanos. Del mismo modo, la conocida pradera está “repleta de basura y maleza, sin que el Ayuntamiento haga nada por adecentar un mínimo este espacio que diariamente utilizan jerezanos y jerezanas para hacer deporte o simplemente caminar”. “Es inexplicable este olvido permanente al complejo deportivo de Chapín que está muerto, sucio, abandonado y totalmente desaprovechado”, ha añadido el concejal de Foro.

En cuanto a las instalaciones para hacer skate, que costaron hace solo unos años unos 30.000 euros de todos los jerezanos, se encuentran en un estado “absolutamente lamentable pese a que muchos jóvenes de la ciudad querrían poder utilizarlas”. La pista, ha detallado Manuel Rosa, está “impracticable” y su entorno es un reguero de basura, con papeleras por ejemplo que no se vacían “desde no se sabe cuándo”. Del mismo modo, los alrededores del Palacio de Deportes son un “depósito de escombros y de materiales abandonados, incluida la famosa carpa junto al Palacio de la que queda un esqueleto que no es más que un amasijo de hierros inservible”.

Asimismo, ha ultimado el edil, “para rematar la falta total de mantenimiento por parte del Ayuntamiento en manos del gobierno local del PP solo hay que ir a las instalaciones del conocido como edificio Jerez 2002 y comprobar el pésimo estado en el que se encuentra su estado, con boquetes en los techos y la solería destrozada”. Manuel Rosa ha lamentado la falta de vigilancia y el nulo control por parte de las delegaciones municipales competentes y ha reclamado un plan integral de recuperación de este complejo público que debe seguir siéndolo, pues “ya tenemos la experiencia del centro ecuestre que el PP privatizó ante su incapacidad para mantener en condiciones el equipamiento, o de otras instalaciones deportivas que han corrido idéntica suerte: dejarlas caer en el olvido para que luego hagan negocio empresas privadas”.