IU: “Hace 30 años que Sanlúcar no tiene un gobierno de Izquierdas”

Según IU, una injusta moción de censura arrebató la alcaldía al mejor alcalde que Sanlúcar ha conocido, José Luis Medina Lapieza

Para la coordinadora local de IU Sanlúcar, Carmen Álvarez, El día 18 de diciembre de 1987, PSOE, Alianza Popular (PP) y CDS, mediante una moción de censura, arrebataron la alcaldía a Izquierda Unida y al mejor alcalde que Sanlúcar ha conocido, José Luis Medina Lapieza, desde entonces, el Partido Socialista y el Partido Popular, con los apoyos del Partido Andalucista, de Alternativa Sanluqueña y más recientemente de Ciudadanos Independientes de Sanlúcar, han ido turnándose en el gobierno local, repartiéndose las delegaciones municipales y gobernando para una minoría y de espaldas al resto de sanluqueños/as.

Ejecutiva local de IU Sanlúcar

En estos últimos 30 años, ha imperado los beneficios de una gran oligarquía vendida a intereses meramente personales que nada tienen que ver con las exigencias políticas que ha requerido la sociedad sanluqueña a lo largo de todo este tiempo.

Se puede decir, en opinión de Álvarez, que los distintos gobiernos locales de PSOE y PP han contribuido de forma considerable al empeoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de sanluqueños/as y al favorecimiento e incluso en algunos casos, al enriquecimiento, de una minoría y nos referimos a:

-Casos de corrupción “pura y dura” (Caso Terán, Caso Sanlúcar, fraude en los cursos de formación de Ángel Ojeda, Escuelas de Verano, etc.)

-Políticas clientelistas:

-En el Ayuntamiento: como la contratación de militantes o familiares de militantes (el PP llegó a tener a 53 militantes trabajando para el Ayuntamiento como funcionarios de empleo -personal de confianza de libre designación-),

-En las empresas municipales y organismos autónomos. Los gerentes de la GMU y de las empresas municipales son militantes y miembros de la dirección local de PSOE.

-En empresas privadas a las que el Ayuntamiento ha tratado favorablemente.

-Tratos de favor a “sindicalistas” dóciles con el poder político (véanse los ascensos “accidentales” y “discrecionales” y consiguientes subidas salariales decretados por los gobiernos locales sobre algunos exmiembros del Comité de Empresa y de la Junta de Personal del Ayuntamiento).

-Contratos del Ayuntamiento con empresas creadas por militantes del partido político que gobierne en ese momento. El caso más significativo es el de un contrato firmado por el Ayto. y una empresa de un asesor de Víctor Mora (la denuncia de IU ante los medios de comunicación y ante el propio Ayuntamiento obligó al Ayto. a rescindir el contrato por ser ilegal) para el desarrollo de “La Escuela Municipal de Verano y otras Vacaciones”.

-También hablamos de la puerta giratoria entre el poder político y la empresa privada relacionada con dicho poder (véase la relación laboral existente entre el Hospital Virgen del Camino y un exalcalde socialista condenado por corrupción, que fue quién cedió los terrenos donde hoy se ubica el Hospital

Las consecuencias de aquellas políticas son, grosso modo, corrupción intrínseca en el Ayuntamiento, una situación económica alarmante y la privatización de servicios públicos (privatización del ciclo integral del agua a Aqualia). Todo ello, ha originado un empeoramiento de las condiciones de vida de los sanluqueños, que han visto cómo los distintos gobiernos han suprimido por completo la participación ciudadana en los asuntos municipales y han gestionado con absoluta falta de transparencia.

Frente a ello, continua la coordinadora local de IU, desde IU reivindicamos la figura del mejor alcalde que Sanlúcar ha tenido, José Luis Medina Lapieza, que abrió las puertas del Ayuntamiento (el alcalde actual las cierra y monta un dispositivo de seguridad a la entrada), que adquirió para los sanluqueños el Palacio de Orleans (actual sede del ayuntamiento), que creó el Patronato Municipal de deportes y que construyó el Pabellón Polideportivo cubierto, que compró los terrenos del Polígono de Rematacaudales y ejecutó la urbanización de su primera fase, que construyó los talleres municipales en el antiguo matadero municipal en la carretera de Jerez, el Teatro Municipal., la biblioteca municipal en el palacio municipal que llevó a cabo la canalización subterránea del Arroyo de San Juan (hoy avenida del V Centenario), que ejecutó el Plan Integral de canalización de las aguas pluviales con motivo de las inundaciones de 1983 (Calzada de la Infanta, Carril de San Diego, calles San Juan y Ancha, Cabo Noval, San Nicolás, Arroyo del Salto del Grillo hasta la playa), que rehabilitó la antigua cárcel para Conservatorio de Música, que gestionó la adquisición mediante cesión de la Iglesia de la Merced, que creó el Patronato Municipal de la Vivienda promoviendo la construcción de viviendas públicas (el gobierno de PSOE-CIS prometió la construcción de 5647 viviendas en 2008 y no han construido ni una y han suprimido EMUVISAN, la empresa municipal de la vivienda).

También se ha de destacar la construcción de las redes de alcantarillado y agua potable a las barriadas de Pozo de las vacas, Arboledilla, La Atalaya, el Barrio, Avenida de Huelva, la Milagrosa, Capuchinos, la Dehesilla, Barriada España y zona periférica, la renovación de todo el alumbrado público de la ciudad, la creación de los festivales Noches de Bajo de Guía, A Orillas del Guadalquivir y de Teatro, la creación de la feria de artesanía ARQUIVIR, hoy desaparecida, la creación de la muestra de antigüedades, el rescate del carnaval en 1984 y la ampliación de la Feria de la Manzanilla.

Además, los miembros del equipo de gobierno (PCE-IU) con dedicación exclusiva eran 4, incluyendo al alcalde y ganaban lo que dejaban de ganar en sus trabajos anteriores.

La principal virtud de aquel gobierno del Partido Comunista e Izquierda Unida es que era un gobierno que gestionaba en defensa de los intereses de los sanluqueños, en defensa de la mayoría, frente a quienes gobiernan en defensa de sus intereses personales y de los intereses de las empresas de amigos y familiares.

Hoy, 30 años después de aquella moción de censura, concluye Carmen Álvarez, desde IU estamos convencidos de que en mayo de 2019 vamos a recuperar Sanlúcar para gobernar en defensa de esa mayoría de sanluqueños y sanluqueñas, con un Ayuntamiento transparente y abierto a la participación del pueblo, para que el pueblo decida y para que el pueblo ordene.