El teniente de alcalde afirma de nuevo que el “Ayuntamiento está cumpliendo con el Plan de Ajuste municipal y con el convenio firmado con Seguridad Social y Hacienda”

El delegado asegura igualmente que “no se tomarán medidas traumáticas” y pide a la oposición “que deje de confundir y alamar a los ciudadanos”

El tercer teniente de alcalde y delegado de Economía, Enrique Espinosa, ha vuelto a reiterar, ante las declaraciones realizadas por la oposición que el “Gobierno municipal ha conseguido tras tres años de arduo trabajo poner orden en las cuentas municipales y en la caótica situación económica que dejaron los gobiernos municipales anteriores en el Ayuntamiento de Jerez por culpa de una nefasta gestión marcada por el despilfarro y la falta de control en el gasto”.

El delegado ha reiterado igualmente que “estamos cumpliendo a rajatabla con el Plan de Ajuste municipal y con el convenio suscrito con Seguridad Social y Hacienda, a diferencia de lo que se hacía anteriormente, cuando se pedían préstamos sindicados y ya el primer mes se incumplía las condiciones de pago del mismo y del convenio que firmaban con Hacienda. Hay que recordar que ha sido este gobierno municipal el que después de muchos años de carencia está pagando el préstamo sindicado que pidió el PSOE, con el que iba a solucionar los problemas de este Ayuntamiento  y no sólo no los solucionaron sino que no pagaron nada del préstamo. Es este gobierno el que ha pagado hasta el momento 17 millones de euros y seguiremos pagando todos los meses, porque la operación está garantizada con la PIE”.

“No queremos seguir hablando del pasado, pero hay que recordarle también a Rocío Montero que cuando este gobierno inició la legislatura tenía el 100 por cien de la PIE retenida, colapso de tesorería, el 65% de los ingresos comprometidos hasta el año 2031, facturas pendientes de reconocer por valor de 16 millones de euros, 15.000 facturas sin pagar por un importe de 400 millones de euros y una estructura de personal desorganizada, con una plantilla sobredimensionada y, en algunos casos, con sueldos desorbitados. Los anteriores gobiernos se financiaban vía proveedores a los cuales no se pagaba, ahora hemos conseguido con el Plan de Pago a proveedores pagar esas facturas y devolver el préstamo en 20 años lo que supone un ahorro anual para el Ayuntamiento de 21 millones de euros”, ha recordado el delegado de Economía.

Espinosa señala que, después de tres años “de un gran trabajo realizado por este gobierno y los técnicos municipales y de las reuniones mantenidas especialmente por la alcaldesa con miembros del Gobierno de la Nación nos han permitido poner orden en esta caótica situación, recuperando el 75% de los ingresos de la PIE, recuperando la gestión de los ingresos de este Ayuntamiento, reconociendo las facturas pendientes, poniendo el contador a cero con proveedores y entidades y asociaciones, financiando los créditos de corto plazo, que se encontraban vencidos e impagados, a largo plazo a 20 años con 2 años de carencia, y dotando al Ayuntamiento de una estructura de Personal bajo el paraguas de la Relación de Puestos de Trabajo”.

El teniente de alcalde ahonda en que “este gobierno ha pedido un anticipo de la PIE al que tiene derecho y que nos permitirá volver a pedir otro anticipo en 2016. Es un anticipo de 22 millones de euros que van a una cuenta restringida para pagar el corriente de la Seguridad Social y Hacienda, el fraccionamiento de la deuda anterior con estos organismos, el ICO y el préstamo sindicado pedido por el PSOE”.

El delegado reconoce que “aún queda mucho por hacer, pero estamos en la senda correcta, con orden en las cuentas municipales, pudiendo afrontar los pagos mensuales y la deuda municipal. Y quizás lo más importante es que hemos recuperado la credibilidad ante las administraciones y ante las empresas y proveedores e incluso entidades financieras lo que ha permitido que el Ayuntamiento pueda contar con una entidad gestora”.

El teniente de alcalde también aclara que “como ya reconociera la alcaldesa en el Pleno celebrado el pasado viernes, evidentemente este Ayuntamiento tiene falta de liquidez, no se puede pretender que pasemos de una absoluta falta de liquidez a una liquidez absoluta. Pero estamos en la senda correcta y si seguimos actuando con rigor podremos seguir afrontando el pago de la deuda, una deuda que no hay que olvidar que proviene de gobiernos anteriores, y acabar con la misma dentro de muchos años”.

Enrique Espinosa también ha pedido a los partidos de la oposición que “colaboren más con el Gobierno para solucionar la situación económica del Ayuntamiento y que no se dediquen a crear confusión y alarmismo entre los ciudadanos y los trabajadores municipales. Este Gobierno está cumpliendo el Plan de Ajuste municipal y para este año 2015 no está prevista la adopción de ninguna medida traumática. Son medidas como la racionalización de contratos menores y la finalización del proceso de reestructuración de las empresas municipales que darán sus frutos durante este año ayudando a mitigar los gastos y cuadrando la tesorería municipal”.

“Los ciudadanos pueden estar tranquilos, este Gobierno ya ha aprobado unas ordenanzas fiscales para este año que no contemplan una subida de impuestos, tasas y precios públicos y ya hemos anunciado que en 2016 tampoco se subirán los impuestos. Es más, en algunos casos como la tasa del agua supone una bajada debido a la estricta aplicación de los contratos firmados con las empresas concesionarias”, ha señalado el delegado, quien ha añadido que “el Gobierno municipal ha ordenado las cuentas y está afrontando los pagos mensuales y la deuda municipales sin subir los impuestos y manteniendo e incluso incrementando las partidas destinadas a bienestar social”.

En cuanto a la Cuenta General de 2013, el delegado ha comentado que “antes de un mes se prevé que se pueda cerrar la Cuenta General ya que se ha priorizado el cierre de las cuentas generales de las pedanías que, en algunos casos estaban sin rendir desde 2011, dando así cumplimiento a la ley de Racionalización y  Sostenibilidad de la Administración local. Espinosa recuerda que de esta manera se ha evitado su disolución, ya que era un requisito obligado, lo que ha hecho que haya que redoblar los esfuerzos. Asimismo, el proceso de reestructuración de las empresas municipales ha influido también a la hora de recabar los datos necesarios para el cierre de la cuenta general de 2013. No obstante, el delegado confirma su inminente cierre.