Vecinos de Jerez de la zona rural, miembros de la Plataforma Ciudadana para la Regularización de los Hábitats Rurales Diseminados Afectados por Vías Pecuarias, han acudideron ayer lunes al colegio Antonio Machado para protestar por la falta de empatía y sensibilidad de Susana Díaz hacía ellos, aprovechando la visita de la presidenta de la Junta de Andalucía al centro educativo jerezano. El objetivo de esta plataforma es reivindicar y conseguir la desafectación de las vías pecuarias y, en los casos que sea imposible, el reconocimiento de la huella pecuaria.

Desde esta Plataforma Ciudadana se exige a la Junta de Andalucía la desafectación de las vías pecuarias en aquellos tramos que han perdido su uso y hay viviendas históricas. El pasado día 19 de diciembre, Ildefonso Roldán, delegado de La Guareña y uno de los portavoces de la Plataforma, señalaba que “Desde el Ayuntamiento se quieren hacer Planes Especiales para estos núcleos pero nos topamos con la Junta de Andalucía que no quiere aprobarlos”. Los núcleos clasificados en el PGOU de Jerez como hábitats diseminados son Cuartillo Oeste, Gibalbín, Las Tablas, Baldío Gallardo, El Mojo, Repastaderos-Las Pachecas, Puente de la Guareña y Rajamancera-Cañada del León.

Hay que recordar que el pasado día 29 de noviembre, vecinos afectados acudieron al Parlamento Andaluz, donde Antonio Sanz, presidente del PP de Cádiz, solicitaba una solución coherente para las miles de familias de la zona rural que se ven afectadas por vías pecuarias y llevan más 30 años pidiendo una regularización de sus viviendas, muchas de ellas, anteriores a la normativa andaluza de vías pecuarias y a la propia Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA), pero tanto PSOE como IU votaron en contra de la propuesta.

La alcaldesa, María José García-Pelayo, lamentó profundamente que el gobierno de Susana Díaz, perteneciente al bipartito de PSOE e IU, rechazara la proposición presentada por el Grupo Popular. Igualmente mostró su malestar porque “han cerrado  la puerta al dialogo al no aceptarse ni siquiera la mesa técnica para abordar la situación  de tantas familias jerezanas”.  García-Pelayo señaló que esa negativa de socialistas y comunistas ha sido “un insulto para todos aquellos que viven en la zona rural que pagan sus impuestos y no reciben ningún servicio a cambio” y  ha  insistido “que lo se ha venido a proponer  es legal”.

Lamentablemente, los vecinos no tuvieron ninguna respuesta en el día de hoy por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz,  y comentan que seguirán reivindicando hasta que se les escuche y se les de una solución coherente a sus necesidades.