La alcaldesa, María José García-Pelayo, ha trasladado esta mañana, en una reunión de trabajo, al subdelegado del Gobierno en la provincia, Javier de Torre, la resolución remitida al Ayuntamiento por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la que se autorizan las medidas extraordinarias solicitadas dentro del Real Decreto-ley 8/2013, de 28 de junio, de Medidas Urgentes contra la Morosidad de las Administraciones Públicas y de Apoyo a las Entidades Locales con problemas financieros. En la reunión también han estado presente el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña.

El subdelegado, Javier de Torre, ha valorado de forma muy positiva esta resolución que confirma las medidas extraordinarias solicitadas por el Ayuntamiento y que ha permitido alcanzar un acuerdo con Seguridad Social y Hacienda. Para Javier de Torre es, sin duda, “una buena noticia no sólo para el Ayuntamiento, sino para los jerezanos” ya que, según ha subrayado, “este acuerdo permitirá poner definitivamente orden en las cuentas del Consistorio y reducir considerablemente la deuda con estos organismos públicos”.

El subdelegado ha felicitado a la alcaldesa y a su equipo de gobierno, especialmente al área de Economía, por conseguir este acuerdo tras un intenso trabajo y continuas reuniones con el ministerio. “El actual equipo de gobierno se encontró un escenario muy difícil cuando inició la legislatura y el gran trabajo desarrollado por el equipo de gobierno de María José García-Pelayo está consiguiendo ordenar el Ayuntamiento y volver a recuperar la credibilidad no sólo de los proveedores, sino de las entidades crediticias y de las administraciones públicas”, ha comentado.

De Torre también ha agradecido al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la respuesta tras las negociaciones para que este acuerdo sea hoy una realidad. En la reunión, la alcaldesa ha explicado a Javier de Torre las claves de la resolución, entre las que ha destacado, el calendario de pagos que permitirá pagar el corriente y reducir la deuda a la mitad en un periodo de diez años, gracias a la liberalización de la PIE, que se ingresará en una cuenta restringida.

El acuerdo también permite refinanciar la deuda a corto plazo con las entidades bancarias, lo que supondrá que el Ayuntamiento pague ajustándose a la situación del Consistorio, y pagar en 7 años, en vez de en 5 años, el exceso de los ingresos de la PIE de los años 2008 y 2009 que, por un error del Gobierno socialista, recibieron los ayuntamientos.

Estas medidas, unidas a la reestructuración de las empresas municipales, un procedimiento que ya se encuentra en marcha al ser aprobado en sesión plenaria, permitirán un ahorro de casi diez millones de euros anuales, al sumar los 5 millones de euros aproximadamente de ahorro de dicha reestructuración, los 3,6 millones de euros que dejarán de pagarse por recargos de la deuda con Seguridad Social y Hacienda y los 1,8 millones de euros que se ahorrará el Ayuntamiento por alargar el pago de cinco a siete años en la devolución del exceso de los ingresos de la PIE.