El alcalde de Torrecera, Manuel Bertolet, ha denunciado y lamentado la falta de disposición de la delegada provincial de Salud, Miriam Alconchel, que “lamentablemente, no ha tenido tiempo de venir a nuestro pueblo hasta el momento a abordar los problemas del consultorio de salud y de los horarios de los facultativos; mientras no tiene empacho en venir a hacer campaña política”.

“Entiendo”, asegura el alcalde de Torrecera que “en estos momentos, es importante prestarse a participar en todos los actos políticos para arañar un puñado de votos;  pero es significativo que venga a Torrecera en esa función cuando no lo ha hecho nunca en el ejercicio de su cargo público como delegada provincial de Salud, un cargo por el que percibe un sueldo que, al menos en nuestro pueblo, no se ha ganado”.

“Por supuesto que es tiempo de campaña electoral”, explica Bertolet, “y puede hacerlo, porque está en su derecho; pero debería, al menos, haberle dado vergüenza presentarse en un pueblo a hacer trabajo político antes que el que también es su deber y por el que cobra como cargo público”.

De fondo, para el alcalde de la localidad, está el malestar por el compromiso expresado por la delegada de visitar las instalaciones del consultorio médico de Torrecera, que está en un estado lamentable y  “que este alcalde le viene reclamando; además de que viniese ella misma a comprobar, después de haberla visitado en la delegación provincial”.

Lo que se demuestra con esta actitud”, dice Bertolet, “es que hay representantes en las instituciones que trabajan más por las siglas que por los propios ciudadanos”. Por otro lado, el alcalde de Torrecera se ha mostrado sorprendido porque “los representantes del PSOE de Torrecera ni siquiera saben el cargo que ocupa ni la responsabilidad pública que ostentan sus altos cargos, como lo demuestra el hecho de que la presencia de Alconchel fue anunciada como delegada provincial de Educación y Cultura. Con este nivel, ¿cómo van a pretender que los ciudadanos y ciudadanas confíen en ellos? Ni siquiera saben quiénes son ni dónde están los que van a ser sus interlocutores en las instituciones. Se ve que eso es lo menos importante, y lo que importa es que es un alto cargo de la Junta”.