Los trabajos ejecutados van a permitir la rehabilitación integral del centro de barrio gracias a una inversión de casi 35.000 euros

La alcaldesa de Jerez, junto al vicepresidente segundo de Diputación, Bernardo Villar, y delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, ha mantenido una reunión con vecinos de Rajamancera durante su estancia en esta barriada rural jerezana. La regidora visitó las obras del Programa de Fomento de Empleo Agrario 2014-15 (PFEA) que se están ejecutando para la mejora del Centro de Barrio de Rajamancera.

Estas obras están dirigidas a la rehabilitación integral del centro de barrio, dieron inicio el 3 diciembre 2014 y tienen prevista su finalización 31 marzo 2015. Gracias a este proyecto del PFEA se recuperará el centro de barrio con varias actuaciones entre las que se contempla el picado de paredes y colocación de zócalo de baldosas cerámicas en todo el centro, la construcción de un mueble de albañilería y alicatado para cocina, la reparación de instalación eléctrica, la instalación de nuevas puertas de madera de paso, la sustitución de persianas exteriores; y en el exterior, la impermeabilización de suelo de cubierta, el desbroce de terrenos colindantes al centro, además del pintado de puertas y rejas de exterior y muros exteriores verticales. El coste total de las obras asciende a 34.973,05 euros, y se han creado 19 contratos (17 no cualificados y dos cualificados) con 314 jornales (254 no cualificados y 60 cualificados).

La alcaldesa explicó que estas obras han sido seleccionadas por el Ayuntamiento, atendiendo la demanda de los vecinos, y que la ejecución corre a cargo del área de Cooperación Municipal, Infraestructuras y Medio Ambiente, coordinada el vicepresidente segundo de Diputación, Bernardo Villar, mientras que la financiación de los contratos corresponde al Ministerio de Empleo, y de los materiales a la Junta. María José García Pelayo señaló que estas obras del PFEA, que incluyen proyectos en  todas las barriadas y pedanías de Jerez, son un ejemplo del compromiso del Gobierno local con la zona rural.

En este encuentro los vecinos de la localidad trasladaron a la alcaldesa los problemas de la calle Invierno donde son necesarios trabajos de arreglo del pavimento y un problema en la red de saneamiento que existe desde 15 años. Sin embargo, la ubicación de esta calle sobre una cañada impide los trabajos porque se necesita la autorización de la Junta, propietaria de la cañada.

La alcaldesa se comprometió a realizar el proyecto de obra de esta calle y a solicitar los permisos oportunos a la Junta, ya que al ser una vía pecuaria y aunque el Ayuntamiento tenga la voluntad de llevar cabo los trabajos con la máxima rapidez, desde el Consistorio no se puede actuar hasta la obtención de los permisos de la Junta; situación que a la larga ralentiza las actuaciones municipales. El Ayuntamiento se encuentra con este problema en todos los hábitats rurales diseminados y por ello ha instado a la Junta a la desafectación de cañadas para legalizar viviendas y facilitar la obtención de licencias. Asimismo, los vecinos solicitaron el acondicionamiento de un parque infantil y la instalación de un parque biosaludable en la barriada rural.

En el ámbito de actividades, la alcaldesa recibió el apoyo de los vecinos por ofertar en esta legislatura en la barriada rural de Rajamancera los novedosos programas culturales y de ocio, como el Programa Rural Playa, el Programa Rural Actividades Infantiles, el Programa Rural Actividades Juveniles, y en el Programa Actividades Culturales con la organización de actos dentro de la programación de la Fiesta de la Vendimia y de la Festividad del Patrón–Noche Azul y Blanca.