Una alternativa más satisfactoria, que dignifica a la mujer, lucha contra estereotipos, hace que se encuentre a sí misma y que, además, es más barata. Ésta es la propuesta que la homeópata María Fuentes Caballero ha desarrollado en una intensa sesión de trabajo, de ocho horas lectivas, celebrada en Jerez y que ha sido inaugurada por la diputada de Igualdad,Pilar Cuartero.

“Hay un estereotipo negativo de que la vejez es una enfermedad. En el caso de las mujeres,existe doble prejuicioporque a la edad, se suma el género” ha explicado Cuartero, que ha defendido la necesidad de acabar con esta creencia con instrumentos como la jornada titulada ‘De mayor quiero ser saludable’ a la que se han inscrito 65 personas y que está organizada por los Servicios Sociales y el área de Igualdad de la Diputación

“Nos parece imprescindible llevar a cabo medidas de prevención que contribuyan a mejorar la calidad de vida y el estado de salud de las mujeres, desde el reconocimiento de sus aportaciones a la sociedad y el protagonismo que merecen”, ha manifestado la diputada de Igualdad.

María Fuentes Caballero, médica, educadora de salud, es autora de diversas obras de salud y género y directora del primer programa municipal de salud y género del país y está considerada como una autoridad en la materia a nivel nacional. En la sesión ha desgranado algunas de las claves de su modo de entender la salud de las mujeres mayores basada en laatención integral, la prevención y perspectiva de género.

Aspectos como los mitos y creencias de la salud, la autogestión de la misma, la importancia del proyecto vital, la alimentación como elemento preventivo, modos de preservar la salud en la última etapa de la vida, y aspectos sicológicos ante la cercanía de la muerte, forman parte de los contenidos de la jornada.

 María Fuentes Caballero ha defendido un modelo de entender la salud, en el que cada persona funciona como su propio médico. Asume y define su propio proyecto vital y actúa en consonancia en busca de un bienestar general que tiene una incidencia determinante en su satisfacción personal. Hasta el punto de que la autora defiende, tal como publica en su libro ‘Mujeres y salud desde el sur’, que este modelo tendría una incidencia significativa en el ahorro de costes sanitarios como antidepresivos o el tratamiento hormonal sustitutivo de mujeres menopáusicas.

Las españolas están preocupadas por su vejez cinco puntos por encima de lo que lo están los hombres, y las mujeres mayores representan casi el 10% de la población total del país, en parte debido a que  tienen una esperanza de vida mayor, 85 años frente a 79. Sin embargo, a menudo presentan peores condiciones de salud que ellos. Éstas son algunas de las razones que han motivado que la Diputación haya programado esta sesión formativa destinada a profesionales que trabajan con mujeres mayores para dar respuesta a las especiales necesidades de este colectivo.

El curso, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Jerez y al haber cubierto todas sus plazas, será reeditado el día 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer. En la inauguración ha estado presente la delagada de Medio Rural del consistorio jerezano, Susana Sánchez Toro.