La Delegación de Participación y Distritos también llevará a cabo esta iniciativa en los CEIPs Sagrada Familia, Isabel La Católica y San Juan de Dios

El delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, José Galvín, ha asistido a una de las sesiones de la Campaña de Animación a la Lectura que se está llevando a cabo con alumnos y alumnas de Primaria en diversos centros del Distrito Oeste de nuestra ciudad. Durante toda esta semana, El Brujo Leo y las cajas mágicas está visitando el CEIP Andrés de Ribera para fomentar entre los más pequeños el gusto por la lectura, a través de sesiones de magia. Además de este centro educativo, El Brujo Leo se trasladará a los CEIP Sagrada Familia, Isabel La Católica y San Juan de Dios para llevar sus “cajas mágicas” a sus alumnos y alumnas. Este programa, en el que participan unos 800 niños y niñas, se está llevando a cabo a través de la empresa de empresa de Animación Sociocultural El Duende.

“Estamos ante un programa que nos parece de una importancia fundamental, y que está dirigido a fomentar la afición por los libros entre los escolares de Primaria, para que desde pequeños inicien ese contacto con la lectura. Vamos a trabajar un curso más con los escolares de este nivel de varios colegios del Distrito Oeste, con una iniciativa en la que a través de actividades lúdicas y adaptadas a cada edad, estamos apostando por ser partícipes del sistema educativo y apostando por una ciudadanía formada y culta”, explica José Galvín.

Entre los objetivos de esta iniciativa destaca el promover el hábito de la lectura en la población infantil, llevar a cabo una animación a la lectura de manera atractiva y contando con la colaboración de la comunidad educativa en su conjunto (padres, madres y profesores), así como llegar a los alumnos y alumnas mediante una experiencia lúdica y adaptada a cada edad y nivel educativo.

El Brujo Leo llevará a cabo una sesión de animación a través de la magia en cada uno de los cursos de 1º a 6º de Primaria de cada centro educativo. Durante dicha animación entregará a los alumnos y alumnas las cajas mágicas llenas de libros (cuatro títulos diferentes para cada curso y adaptados a las edades de los niños y niñas). Una vez presentados los libros, El Brujo Leo también entregará material relacionado con el programa de animación a la lectura necesario para llevar a cabo esta actividad (medidor de lectura que permita evaluar el nivel de satisfacción tras leer los libros, separadores de libros, hojas de evaluación por parte del profesorado,…).

Durante cuatro semanas, los escolares deberán leer los títulos incluidos en las cajas mágicas. Finalizado este plazo, el Brujo Leo recogerá las cajas mágicas para llevarlos a otro CEIP y se realizará una nueva animación de cara a evaluar el desarrollo de la actividad.

“En años anteriores, los pequeños siempre se han mostrado muy receptivos con esta iniciativa, ya que el Brujo Leo y las cajas mágicas les está llamando mucho la atención y les está despertando muchas ganas de empezar a leer los libros que se les están presentado”, asegura el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos.

Esta actividad está financiada en un 65 por ciento por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.