La delegada de Bienestar Social, Igualdad y salud, Isabel Paredes, acompañada de Xenia Vallejo Díaz, gerente de Clínica Los Álamos, ha visitado al equipo médico que, con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, ha tomado la tensión arterial a todos los ciudadanos que han visitado la carpa instalada en el Gallo Azul. Las preguntas y consejos del equipo médico ha sido la tónica de una jornada de prevención organizada para mantener bajo control la hipertensión y evitar posibles accidentes cardiovasculares, cerebrovasculares y renales que de ella se pueden derivar.

La delegada ha explicado que esta actividad se enmarca dentro del convenio suscrito por el Ayuntamiento con entidades sanitarias de la ciudad para la realización de acciones de prevención, protección y promoción de la salud. “La iniciativa ha tenido una respuesta sorprendente, en los primeros quince minutos se ha atendido ya a veinte personas. El Ayuntamiento firmó este convenio con el objetivo de poner en manos de la ciudadanía recursos que les permitan abordar los problemas emergentes mediante el desarrollo de programas de promoción, educación y protección de la salud, con especial atención a las personas vulnerables. Apostar por la información es apostar por la calidad de vida”, ha afirmado.

Las campañas de prevención puestas en marcha por el Ayuntamiento están acercando a la ciudadanía, información sobre enfermedades muy comunes, con el objeto de sensibilizar y concienciar de los riesgos que encierran. “Hoy estamos con la hipertensión; hace unos días hemos colaborado con jornadas sobre el ictus, también el párkinson, la fibromialgia, y en los próximos días vamos abordar la nutrición en la edad escolar. La ciudadanía demanda información y la creación de espacios de comunicación donde puedan conocer y obtener respuestas a los problemas de salud”, ha afirmado.

Isabel Paredes ha subrayado que con estas campañas de prevención también se persigue la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía y el fomento de hábitos saludables. “La hipertensión es prevenible y tratable, se puede corregir. Es necesario seguir una dieta sana, sin exceso de sal, hacer ejercicio y evitar los abusos de alcohol y tabaco. De esta manera podemos prevenir la aparición de patologías y déficits que se producen en el organismo. La hipertensión no controlada puede causar también ceguera, irregularidades del ritmo cardiaco y fallo cardiaco si tenemos patologías como la diabetes; además es una enfermedad que se incrementa con la edad”, ha añadido.

Xenia Vallejo manifestaba su satisfacción por la repuesta ciudadana. “Está viniendo muchísimas personas pidiendo información y no están expresando su apoyo a la iniciativa porque, dicen, que hacía mucho tiempo que no veían una actividad de este tipo en la calle”, aseguraba. Las personas mayores eran mayoría entre los participantes y en líneas generales presentaban buenos niveles de tensión. “Les preguntamos si toman medicación y si, a pesar de la medicación, tienen niveles altos les aconsejamos que acudan al médico”. Transcurrida una hora de la actividad “ya hemos atendido a unas 150 personas, se puede decir que sería recomendable repetir la experiencia”, comentaba la gerente de la Clínica Los Álamos.

La doctora Maribel Agustino destacaba el hecho de los buenos niveles de tensión registrados entre las personas que habían sido atendidas durante la primera hora. “Excepto un par de casos, las personas tienen bastante bien controlada la tensión; se puede decir que la gente se cuida”. La tensión ideal debe oscilar entre 120-80. “La mayoría son personas mayores pero hoy también está viniendo gente joven que te dice que nunca se ha medido la tensión; cuando la verdad es que tenemos que tomarnos todos la tensión jóvenes y mayores”, enfatizaba la doctora.