La alcaldesa, María José García-Pelayo, junto a miembros del gobierno municipal, ha visitado las obras de las plazas Zahara y Algar, que comenzaron en el mes de marzo. Este proyecto, que está adjudicado a Infraestructuras Urbanas y Medioambientales S.L. por un importe de 287.599,96 euros, está a punto de culminar para dar respuesta por fin a la demanda de los vecinos de La Granja, que históricamente han denunciando la situación de mantenimiento de ambas plazas, y que ahora podrán disfrutar en un correcto estado de mantenimiento como espacios de encuentro vecinal y dotadas con instalaciones para la práctica de ejercicio físico.

La ejecución del proyecto se encuentra muy avanzada, ya que una vez realizados los trabajos de mayor envergadura, en la actualidad sólo resta por instalarse el nuevo mobiliario urbano. Estará compuesto por bancos de madera y fundición, papeleras de fundición y dos conjuntos de elementos biosaludables. Estos elementos se instalarán sobre el pavimento y se definirá una zona de seguridad que estará recubierta por una capa de caucho.

Los trabajos, que están desarrollándose de forma paralela en las dos plazas, cuentan con un total de quince operarios trabajando. Ya se han ejecutado las demoliciones de pavimento y revestimiento de adoquinado, y la reparación de muretes de los parterres y  las reposiciones de pavimento están culminándose. En cuanto al alumbrado, se han reparado las canalizaciones en mal estado y colocado las luminarias nuevas.

granja4_01La reforma de las plazas Zahara y Algar se suma a otros proyectos de gran interés que viene desarrollándose en el entorno de La Granja dentro del Plan de Actuación 2014-15, como es el caso del Parque Forestal de la Marquesa, y la rehabilitación del polideportivo Kiko Narváez. Con este Plan, que coordina el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, el Gobierno municipal está dignificando y recuperando espacios que presentaban un gran abandono en las barriadas jerezanas, apostando por la dignificación de los mismos y la calidad de los servicios  ciudadanos.

El Plan de Actuación tiene en marcha otras actuaciones de gran importancia para la calidad de vida en las barriadas jerezanas, como es el caso del derribo de los bloques de Cerrofruto viejo, o la demolición de las edificaciones abandonadas del Pelirón, solventando dos focos que presentaban riesgos para la salubridad y la seguridad ciudadana.

Otras obras en barrios que tiene en marcha el Plan de Actuación 2014-15 permitirán mejoras urbanas, dotación de aparcamientos, y mejora de equipamientos con el objetivo de garantizar servicios de calidad a los jerezanos y a la vez impulsar la creación de empleo.