María José Rúa explica que los trabajos forman parte de las mejoras ofertadas por la empresa de mantenimiento de alumbrado y, por tanto, tienen coste cero para el Ayuntamiento

  • Se instalarán un total de 155 faroles led en sustitución de los actuales, consiguiendo un ahorro anual de 9.500 euros y una reducción del consumo energético de un 69 por ciento

El Ayuntamiento, a través del Área de Infraestructuras, está llevando a cabo diversas actuaciones de renovación del alumbrado público en el centro histórico al objeto de mejorar la iluminación de calles y conseguir un mayor ahorro energético. La concejal, María José Rúa, señala que estos trabajos forman parte de las mejoras ofertadas por la empresa adjudicataria del servicio de mantenimiento y conservación de las instalaciones de alumbrado público, con lo que no supone ningún gasto al Ayuntamiento.

Según explica la concejal, estas actuaciones están consistiendo “en la sustitución de faroles que en muchos casos se encontraban deteriorados y además, daban una luz insuficiente. En su lugar, se está procediendo a la instalación de un total de 155 lámparas tipo leds, al igual que se viene haciendo en otras zonas de la ciudad, con lo que se consigue un ahorro anual de 9.500 euros y una reducción del consumo energético de un 69 por ciento, pasando de 23,25 kw a 7,07 kw”.

Con esta medida, añade María José Rúa, “se consigue sustituir y renovar las luminarias que están muy obsoletas y deterioradas, dando así respuesta a muchas demandas que nos hacían llegar los ciudadanos, la Mesa del Centro Histórico, y también las Asociaciones de Comerciantes, en la que se habían demandado actuaciones de mejora del alumbrado público”. Asimismo, los costes de mantenimiento e incidencias disminuyen considerablemente ya que los leds tienen una mayor vida útil.

La actuación comprende la instalación de 155 faroles leds modelo Valentino (tipo Villa) en una veintena de calles y plazas del centro histórico, entre las que figuran calle Francos, Juana de Dios Lacoste, plaza Rafael Rivero, Algarve, Los Remedios, Belén, Pozuelo, Pescadería Vieja, Agostillo y Revuelta, San Marcos y Paz, San Marcos-Jaramago, Basantes-Platero, Trasera de San Marcos, Horno, Huevar y Nogal, San José o Compañía, entre otras.

Estos trabajos se unen a otros realizados en numerosos puntos de la ciudad para renovar las instalaciones de alumbrado público exterior de calles, mediante la sustitución de los actuales materiales por otros más eficientes, consiguiendo con ello un ahorro anual de 40.000 euros.

En este sentido, María José Rúa ha subrayado el esfuerzo que ha viene realizando el Ayuntamiento para modernizar y mejorar el alumbrado público, teniendo en cuenta “el abandono que sufría este servicio, con una alarmante falta de mantenimiento en líneas generales, muchas lámparas sin reponer, o barriadas sin luz porque se producían numerosos robos de cableado público”.

Recordar que en esta legislatura,  ya se han repuesto de más de  160 kilómetros de cable de alumbrado público y 7.263 lámparas, y se han sustituido 250 lámparas a tecnología LED, “consiguiendo un mayor ahorro energético y menor coste económico”.