La alcaldesa, María José García-Pelayo, junto a miembros del Gobierno municipal, ha visitado las obras de consolidación del palacio Riquelme, en el barrio de San Mateo. La visita ha contado con la presencia de los presidentes de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, Alejandro González, y de la Federación Solidaridad, Sebastián Peña.

Estos trabajos, que están incluidos en el Plan de Actuación 2014-15, comenzaron en el mes de abril para acometer la limpieza y consolidación de elementos estructurales de los muros de carga originales. El objetivo del Gobierno municipal es posteriormente asumir la rehabilitación del edificio con fondos europeos dentro del proyecto para la recuperación del centro histórico en el que está trabajando el Gobierno local.

La alcaldesa ha destacado que “estas obras de consolidación se incluyen en el Plan de Actuación, y en una segunda fase la hemos incluido para que con fondos europeos se pueda abordar la rehabilitación total para abrirlo al público, de acuerdo con los vecinos de la zona.

Dentro de esos 46 millones de euros que se van a destinar para recuperación del centro histórico, el Palacio Riquelme pasa por convertirse en pulmón para el desarrollo de esta zona desde el punto de vista urbanístico. También me gustaría destacar la reurbanización de la plaza Belén, el entorno de la iglesia de San Juan, la plaza de San Lucas, el entorno de la muralla en calle Cordobeses, la plaza Luis Braille…”.

La alcaldesa ha señalado que “el plan engloba la construcción de viviendas, porque queremos que el centro tenga vida, y estaríamos hablando de adaptación de inmuebles en calle Barranco y en plaza Belén. También la adaptación del edifico de comisaría nacional para que sea la nueva sede de la ciudad del flamenco, la adaptación del edificio de Correos, las actuaciones en el mercado central. Los vecinos saben que tienen mucho que decir sobre los proyectos que presentemos en estos programas europeos, será de acuerdo con ellos y con los expertos con los que tomaremos las decisiones sobre qué obras se incorporan y en qué plazos”.

García-Pelayo ha recordado que este programa tiene una posibilidad de prórroga hasta el 2023, con una financiación europea al 80%, por lo cual “estaríamos hablando de 165 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento en ocho años lo que tendría que aportar sería ocho millones. Es una oportunidad que no podemos desaprovechar, y vamos a trabajar juntos y de la mano y con las aportaciones de los vecinos”.

Los trabajos de consolidación del Palacio Riquelme han sido adjudicados a la empresa Tarje, por un importe de 85.704 euros. Su objetivo es asegurar la estabilidad estructural del edificio y salvaguardar los elementos constructivos, para detener el deterioro extremo al que se ha visto sometido desde hace años. Se trata de actuaciones de emergencia que se desarrollarán en toda la finca, para asegurar la estabilidad estructural del edificio, y salvaguardar los elementos constructivos que todavía perduran. Se acometerán labores de consolidación que al menos, paralicen el deterioro progresivo al que está sometido el edificio. Cabe recordar que la necesidad de esta intervención viene de que el estado general en que se encuentra la edificación es ruinoso. Tan solo se mantienen en pie los muros perimetrales que conforman las fachadas y lienzos de muros interiores.

En estas primeras semanas de trabajo, la empresa adjudicataria ha ejecutado la limpieza y desbroce del terreno, así como el desmontaje de arcada a nivel de planta primera con fachada a patio trasero al objeto de evitar peligro inminente de derrumbe. También se ha localizado la red general de saneamiento. Las labores continuarán con vertido de solera de hormigón en masa sobre film de polietileno, que evite el crecimiento masivo de vegetación a lo largo de toda la finca y permita mejorar las condiciones de recogida de agua de lluvia.

También se realizará el retacado en muro en los huecos dejado por las cabezas de vigas, al objeto de macizar esos espacios y evitar la acumulación de agua, y crecimiento de vegetación. El proyecto incluye la eliminación de dinteles de madera y metálicos en mal estado y sustitución de la totalidad de los mismos por viguetas autoportantes para evitar problemas futuros de oxidación.

El proyecto continuará con la instalación de estructuras con perfiles metálicos y chapa lisa de cubrición para proteger de la lluvia los paramentos interiores. Se ejecutará en las dos primeras crujías tanto delanteras como traseras. Las solerías originales existente se protegerán con un film de polietileno continuo y se verterá una solera de hormigón. La superficie que esté sobre los pavimentos quedará perfectamente delimitada con un sistema de marcas.

Cabe destacar que el Plan de Actuación 2014-15 tiene en la recuperación del patrimonio histórico una de sus principales líneas de trabajo, y en este sentido, en el barrio de San Mateo se ha incluido también la rehabilitación de la capilla del Sagrario, cuyas obras culminaron en el mes de octubre.

También se han culminado, entre otras actuaciones, la reparación de las cubiertas de la Sala Compañía, la rehabilitación de la Ermita de Guía, de la Fuente de la Alcubilla y de la Torre del Agua así como diversas obras de mejora en la Biblioteca Central.