El Pleno, que se ha celebrado esta mañana con carácter urgente y extraordinario, ha aprobado con los votos favorables del Partido Popular y en contra de los partidos de la oposición la solicitud de adhesión a las nuevas condiciones financieras de las operaciones de endeudamiento suscritas con cargo al mecanismo de financiación para el pago a proveedores.

El teniente de alcalde y delegado de Economía, Enrique Espinosa, ha destacado en su intervención que “las mejoras condiciones de pago a los proveedores se ajustan además a las necesidades económicas del Ayuntamiento y suponen una reducción de la carga financiera”.

Enrique Espinosa ha reiterado en el Pleno que la revisión del Plan de Ajuste, necesario para acogerse a estas nuevas condiciones de financiación, no supondrá una subida de impuestos ni la adopción de medidas drásticas para la plantilla municipal. “Se mantiene el compromiso de este Gobierno municipal de no subir los impuestos, es más durante este año se ha producido una bajada de los mismos ya que ni siquiera se ha actualizado el IPC. Es una prioridad que los ciudadanos no hagan más esfuerzos teniendo en cuenta la situación económica y que no se vean afectados los servicios públicos”.

La alcaldesa, María José García-Pelayo, ha aclarado que “las reuniones mantenidas con el Ministerio han servido para mantener el compromiso de no obtener mayores ingresos por la vía de la subida de impuestos”.

El ponente ha expresado su sorpresa porque “los que han creado el problema, los que han dejado este Ayuntamiento en estado de quiebra vengan ahora a dar lecciones en política económica de cómo hacer las cosas. Este Gobierno tuvo que tomar medidas desde el primer momento, algunas muy dolorosas porque no teníamos otra alternativa, medidas que no tendríamos que haber tomado si no se hubiese seguido una política de despilfarro que nos parece inmoral. Este Gobierno ha sido responsable y ha tenido que adoptar medidas por responsabilidad con los ciudadanos de Jerez”.

El delegado de Economía ha recordado la importancia de que el Ayuntamiento se haya acogido a los préstamos ICO. “Con esos préstamos se han podido pagar casi 400 millones de euros a los proveedores, con casi 15.000 facturas pagadas, algunas de las cuales se remontaban a 1999. Es de justicia que se pagara a estos proveedores, que estaban asfixiados por los impagos municipales. Con estos préstamos se ha podido salvar empresas,  activando el tejido económico y social de la ciudad. Era una situación que no podía prolongarse más en el tiempo por lo que merece la pena el esfuerzo realizado”.

Espinosa ha destacado también que “el Ayuntamiento se ahorra 95 millones de euros tras renunciar los proveedores al pago de los intereses”. El delegado ha incidido en que “también había que pagar intereses a los proveedores por el retraso en los pagos tal y como aparece recogido en los pliegos de condiciones” y ha señalado que “además de esta mejora en la financiación del pago de los ICO, este gobierno ha reestructurado toda la deuda municipal a 20 años”.

El teniente de alcalde ha reiterado el agradecimiento al Gobierno de España por las medidas adoptadas para ayudar a los ayuntamientos y ha recordado que el Ayuntamiento de Jerez “ha sido el que más reuniones ha mantenido con el ministerio de Hacienda lo que ha permitido alcanzar acuerdos como el pago de la deuda con Seguridad Social y Hacienda, recuperando la credibilidad ante las instituciones”.

Hay que recordar que el Ayuntamiento se acogerá a la opción 1, que supone la ampliación del período de amortización de 10 a 20 años y el plazo de carencia de 2 a 4 años. Además recoge una reducción del tipo de interés de unos 41 puntos básicos.

En cuanto a las medidas que se van a adoptar, en materia de personal se van a mantener las medidas que ya se presentaron en la última revisión, es decir, reducir el gasto por amortización de puestos, la aplicación del convenio colectivo al personal de las entidades municipales que serán absorbidas por el Ayuntamiento y la homologación con el resto de las empresas municipales. Se espera un ahorro aproximado de 9 millones de euros en los próximos cuatro años.

En cuanto a los gastos en bienes y servicios corrientes, se va a producir un ahorro por la internalización de los servicios, por la reducción de los contratos menores y por la extensión de contratos unificados del Ayuntamiento a las entidades absorbidas, lo que generará un ahorro de más de 5 millones en los próximos 4 años.