El pasado 16 de mayo tuvo lugar el nacimiento de un alimoche en el Zoobotánico de Jerez. La pareja de nuestro Zoo es la única que hasta el momento se ha logrado reproducir en cautividad en zoológicos españoles. No se sabe aún si es macho o hembra, hasta no obtener muestras de ADN.

El alimoche es un pequeño buitre de color blanco con alas negras y cabeza amarilla  desprovista de plumas. Se reproducen en el sur de Europa, invernando en África. La población española, con unas 1500 parejas es el último baluarte de esta especie en Europa. No en vano está catalogada como especie “En Peligro” (EN). En los últimos años su población ibérica ha disminuido más del 25%, fundamentalmente a causa del envenenamiento producido por el consumo de cebos ilegales utilizados para el control de depredadores. La pérdida de las fuentes de alimentación (muladares, conejos, etc.), muerte por electrocución al chocar con tendidos eléctricos,  por disparos o choques con aerogeneradores son otras causas que tienen una incidencia menor. En Andalucía, donde fue frecuente en el pasado, sólo quedan hoy en torno a una veintena de parejas reproductoras, la mayoría de ellas en las sierras de Cádiz.

A pesar de que esta especie está presente en muchos zoológicos europeos, su reproducción se ha logrado en muy pocos los zoos y en contadas ocasiones. En España, se consiguió criar por primera vez en cautividad en 2003, cuando esta misma pareja sacó adelante en el Zoobotánico su primer pollo. Desde entonces, esta pareja se ha reproducido regularmente, siendo sus pollos enviados a otros zoos que forman parte del Programa Europeo de Cría en Cautividad (EEP) de esta amenazada especie.

Este pollo ha pasado ya la fase crítica y ha sido anillado en esta semana.  Es un animal muy popular a raíz de que Félix Rodríguez de la Fuente lo diera a conocer, sobre todo por su capacidad para romper huevos con piedras.