La alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, acompañada del segundo teniente de alcalde y delegado de Personal, Javier Durá, ha mantenido esta mañana una reunión con una representación de trabajadores del ERE municipal. En el transcurso de la misma, la regidora ha vuelto a explicarles los motivos por los que el Ayuntamiento de Jerez tuvo que adoptar esta medida, una decisión que ha vuelto a calificar de “dolorosa, pero absolutamente necesaria, dada la situación de ruina económica y organizativa en la que se encontraba el Consistorio por el continuo incumplimiento por parte de los anteriores gobiernos de los planes de saneamiento”.

Asimismo, la alcaldesa ha recordado que “esta medida hubo que tomarla por una cuestión de responsabilidad ya que el Ayuntamiento se encontraba en una situación caótica que estaba afectando seriamente a la ciudad y que requería tomar medidas que no son agradables de tomar, pero que en determinadas ocasiones son absolutamente necesarias, ya que si no las consecuencias hubieran sido aún peores”.

García-Pelayo ha querido también dejar claro a los trabajadores presentes en la reunión que “el ERE, tal y como se recoge en la sentencia del Tribunal Supremo, se ajusta a Derecho y, por tanto, este Gobierno ha cumplido con la legalidad, tal y como se confirma en la misma”. La alcaldesa también ha aprovechado la reunión para explicarles que “el Ayuntamiento nunca podría asumir la readmisión de los trabajadores ya que esto significaría volver a gastar 19 millones más en personal, algo que es inasumible, o habría que hacer otro ERE o subir los impuestos”.

Igualmente, ha recordado que “el ERE fue una decisión que a nadie le agrada tomar pero que, en casos como el del Ayuntamiento de Jerez, con una deuda superior a los mil millones de euros, y con unos servicios públicos sumidos en el más absoluto caos, no nos podíamos quedar de brazos cruzados, como hizo el PSOE de Pilar Sánchez. Tuvimos que actuar por una cuestión de responsabilidad ya que los ciudadanos nos dieron su confianza para velar por el interés general de la ciudad”.

La alcaldesa también ha dicho en la reunión que “si los anteriores gobiernos hubieran gestionando mirando con lupa cada euro que se gastaba en este Ayuntamiento no se tendría que haber llevado a cabo un ERE este Ayuntamiento”. “Lamentablemente –ha añadido- Jerez y, en este caso la plantilla municipal, ha vivido la consecuencias de una mala gestión en la que se ha gastado el dinero sin tener en cuenta que es dinero de los jerezanos que los responsables políticos debemos gestionar con el máximo respeto”.

Y precisamente en este punto, la regidora también ha aludido a la necesidad de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos en unos momentos en los que el Ayuntamiento se ha visto obligado a incrementar el gasto en políticas sociales ante la situación de crisis económica, “lo que ha sido posible gracias al esfuerzo que se ha realizado para poner orden en las cuentas públicas”.