Su propósito es que estos jóvenes extutelados en riesgo de exclusión social no  vean interrumpidos sus itinerarios de inserción socio-laboral, el acompañamiento, su entrega desinteresada, su formación, licenciadas en varias disciplinas, se dejan la piel en un mes de agosto caluroso propio de estas fechas y de paralización de los tiempos, son jóvenes pero tiene clara su voluntariado, saben poner límites, trabajan la autonomía de estos jóvenes, hablamos de Marta, Nuria y Macarena.

Estos menores una vez abandonan el centro de menores al cumplir su mayoría de edad, disponen de un lugar temporal donde vivir y puedan “aprender a convivir, conocer la sociedad y encontrar una oportunidad de valerse por ellos mismos” a esto dedica sus esfuerzos Voluntarios por otro Mundo en Jerez con una casa de acogida para 9 jóvenes. Este proyecto pretende dar una oportunidad por integrarse social y laboralmente una vez dejan atrás su estancia en los centros de menores.

Los requisitos para participar como voluntari@ en el programa, son que sean mayores de 21 años, con ganas de cambiar el mundo, con cierta dosis de utopías, responsables y con un sentido de la GRATUIDAD. Estos valores son el talante de estas tres voluntarias que este verano no descansan para que la vida de estos jóvenes sigan sus procesos, porque trabajamos con procesos, con unos tiempos y en agosto estas vidas siguen teniendo necesidades, que regalo haber encontrado en el camino a Marta, Nuria y Macarena, si tres mujeres, jóvenes, una licenciada en Derecho, otra educadora social y la tercera trabajadora social, todas muy vocacionadas con el ámbito social, son generadoras de cambios, son el cambio que avanza en nuestra sociedad, una nueva generación altruista, responsable con los problemas de su tiempo, respetuosas con otras culturas, que habríamos hecho sin ellas este verano donde todo para, donde se para el tiempo.

Voluntarios por  otro Mundo propone a estas voluntarias sean Referentes, que ofrece a los jóvenes mayores de 18 años una persona (un referente) para que los asesore sobre sus necesidades.

Integración en redes sociales

Esta figura del referente se articula a través de personas voluntarias que interactúan con el joven, le ayudan en su integración en redes sociales y le ofrecen su apoyo en cuestiones de la vida cotidiana o más relacionadas con el apuntalamiento emotivo.

“Se intentan evitar las relaciones de dependencia, aunque sí perseguimos que estos referentes sean puntos de apoyo para que los jóvenes puedan llegar a su autonomía personal”

Voluntarios por otro mundo funciona con voluntariado 100% , indudablemente necesitamos personas profesionales contratadas pero la falta de financiación hace imposible esta opción pero no por eso esta realidad de los extutelados nos lleva a  mirar para otro lado, la respuesta de la sociedad civil nos sigue demostrando que existe una sociedad solidaria y comprometida con los problemas sociales.

Y para terminar el verano con buenas noticias la Asociación Jerezana de la Caridad Zaqueo se ha comprometido con Voluntarios Por otro Mundo con el Pan para nuestro jóvenes extutelados. Gracias a todos esos voluntarios de Zaqueo por la ayuda ofrecida.

Queda demostrado que compartiendo es la única manera de luchar con las desigualdades y que se cumpla la Justicia Social que tanto necesitamos en los tiempos que vivimos, Jerez sigue siendo solidaria y sigue generando espacios donde se puede practicar la gratuidad, la solidaridad, sin duda esto es una riqueza para la ciudad de jerez y no lo que nos intentan vender algunos.

 

Michel Bustillo Garat

Delegado de Voluntarios por otro Mundo Jerez