Refugiados sirios rechazan alimentos de la Cruz Roja

Hace escasamente unos días varios medios de comunicación publicaron varios vídeos en los cuales se ven a centenares de refugiados rechazar los alimentos que se les hace llegar nada más pisan suelo europeo, la razón es que en las cajas donde va la ayuda humanitaria está impreso el símbolo de la Cruz Roja.

Este vídeo refleja cómo unos refugiados rechazan esos paquetes de alimentos que la policía les ofrece por el hecho de llevar el símbolo de la Cruz Roja en sus cajas:

Es un hecho curioso y que sin duda nos hace reflexionar, ¿tan fuerte puede llegar a ser la intolerancia de algunas personas que a pesar de llegar sin nada son capaces de rechazar ayuda por el odio al cristianismo? ¿Serán capaces de integrarse correctamente en Europa?  No es la mejor opción querer llegar e imponer creencias por encima de las del resto, en muchas culturas rechazar ayuda de esa forma es una falta de respeto.

  • Rodrigo Gómez

    El periódico italiano Il Post ha ofrecido una explicación que ayuda a comprender el video a través de una conversación por email mantenida con el autor de la grabación, Prerastra Petrovic, principal redactor de la Web de noticias macedonia a1on.mk, y con Corinne Ambler, coordinadora de comunicación de la Cruz Roja.

    Petrovic recuerda que el video, grabado cerca de la ciudad fronteriza macedonia de Gevgelija, fue publicado en su Web el pasado 22 de agosto. “Los refugiados”, prosigue el periodista, “llevaban tres días en tierra de nadie. En el momento que fue grabado llovía torrencialmente desde hacía dos horas. La Policía macedonia no les dejaba cruzar la frontera. Entonces llegó la Cruz Roja para distribuir a los refugiados alimentos y agua. ¡Los refugiados estaban enfadados porque no les dejaban cruzar! Entonces rechazaron la ayuda gritando ¡No, no! Los vigilantes macedonios solo permitían cruzar a grupos de 200 o 300 refugiados cada dos horas, tal es la capacidad del tren que une Gevgelija con el lado serbio”.

    La Cruz Roja, alivio de los más necesitados

    Por su parte, Corinne Ambler señala que en el momento de la grabación los refugiados estaban muy frustrados debido a las restricciones impuestas por la Policía macedonia. “La Cruz Roja ha supuesto un alivio para los miles de personas que quieren cruzar la frontera”, precisa la cooperante, “y lo seguirá haciendo durante mucho tiempo, tanto como existan necesidades humanitarias. Distribuimos de 3.000 a 4.000 paquetes de alimentos por semana y han sido aceptados con gratitud, sin incidentes de rechazo”.