El CEI Grazalema organizó un Belén viviente solidario en el Museo de La Atalaya de Jerez, y que contó con la asistencia de más de 400 personas. Los distintos personajes fueron representados por alumnos de Educación Infantil y todo lo recaudado será destinado para la Fundación REDMADRE, que ayuda a mujeres con dificultades y que se encuentran solas para seguir adelante con sus hijos.