El acto se ha desarrollado en la Sala Julián Cuadra del Museo Arqueológico y ha contado con la asistencia de numerosos vecinos, amigos y familiares de los homenajeados

La alcaldesa, María José García-Pelayo, acompañada de miembros de su Equipo de Gobierno, ha presidido esta mañana el homenaje que se ha rendido a Agustín Pérez y María Bejarano por la importante labor que han llevado a cabo, durante muchos años, en el barrio de San Mateo. A este emotivo acto, que se ha celebrado en la Sala Julián Cuadra del Museo Arqueológico, también han asistido miembros de la Asociación de Vecinos San Mateo, representantes de la Hermandad del Desconsuelo y de la Hermandad de Santa Marta, así como numerosos vecinos, amigos y familiares de ambos homenajeados.

Durante su intervención en este homenaje sorpresa que se ha rendido a Agustín Pérez y María Bejarano, la alcaldesa ha destacado que “sois merecedores de este acto por vuestro trabajo y dedicación, durante décadas, para mejorar la situación de este barrio, del patrimonio de nuestra ciudad y de nuestro centro histórico”.

“Todos los jerezanos debemos ser conscientes de que con vuestra labor, habéis contribuido al mantenimiento de un barrio señero, histórico, un barrio que encierra grandísimos tesoros, como este Museo Arqueológico, que pudimos recuperar después de tantos años cerrado. El barrio de San Mateo tiene una esencia muy especial gracias a todos los que habitáis desde hace tantos años, desde niños, y gracias a todos los que como Agustín y María, habéis derrochado amor por el barrio y por sus gentes”, ha añadido María José García-Pelayo.

En este sentido, la alcaldesa ha recordado que para el actual Gobierno Municipal “el barrio de San Mateo y todo el centro histórico, en general, es el corazón de Jerez, y tenemos muy claro que para cuidar a la ciudad, hay que cuidar y preservar su corazón. Precisamente por ello, hemos constituido la Mesa del Centro Histórico”.

Una vez finalizadas las distintas intervenciones, Agustín Pérez y María Bejarano tuvieron la oportunidad de disfrutar de un Jerez de Honor en compañía de todas las personas que se dieron cita en este emotivo homenaje.