La delegada de Educación y Juventud, Lidia Menacho, ha acudido hoy al CEIP San Vicente de Paúl, donde ha mantenido sendas reuniones con la dirección del centro y con el AMPA sobre la situación de las columnas del porche principal. La delegación municipal ya remitió a la Junta de Andalucía un primer informe técnico elaborado por Urbanismo el 30 de abril para alertar a la delegación territorial de Educación de la necesidad de realizar catas para determinar la existencia de riesgo por la situación de los pilares, sin obtener respuesta a día de hoy. En el día de ayer, Lidia Menacho volvió a ponerse en contacto con la delegada territorial Cristina Saucedo para informarle por escrito de la petición de los padres de alumnos de trasladar dos aulas de Infantil al centro de día ante el temor de que pudiesen producirse daños por desprendimientos.

Lidia Menacho ha señalado que “este tema es muy duro y muy difícil, y nos ha ocurrido en dos centros educativos más, Antonio de Nebrija y la Ina. Se producen problemas estructurales y la Junta de Andalucía hace caso omiso a todas las advertencias y a los requerimientos del Ayuntamiento, a los requerimientos de los centros educativos, y a los requerimientos de la Flampa, sobre la necesidad urgente de actuar”. La delegada ha explicado que “las medidas de seguridad que se han adoptado son la clausura del pórtico y el traslado de esas clases al centro de día de la zona sur, gracias a la colaboración de la Delegación de Bienestar Social”.

La delegada ha recordado que “a este centro también  tuvimos que venir a principio de curso, porque se quitaba el comedor por unas obras, y veníamos la necesidad de mantener este comedor por la cantidad de alumnos bonificados que había. También de la mano con Isabel Paredes, vimos la necesidad de que no se quitara el comedor, hicimos el esfuerzo de trasladarlo al centro de día. Cristina Saucedo en cambio viene sólo a este colegio a hacerse la foto”.

Lidia Menacho está en permanente contacto con esta comunidad educativa desde el pasado 25 de abril, jornada en la que el director del centro solicitó la presencia de técnicos municipales para realizar una valoración sobre el estado de las columnas del porche. El miércoles 30 de abril visitaron el centro dos técnicos de la Delegación de Urbanismo junto a uno de Educación, que son atendidos por el director del centro, a quien se le informó verbalmente de la necesidad de tomar medidas preventivas a la espera de la elaboración del informe técnico.

A consecuencia de la visita, ese mismo día, se realizó informe técnico que establece que “no es posible determinar el alcance real de la patología y el grado de merma en la capacidad resistente de estos pilares. Para ello sería necesario que se efectuaran unas catas, previo apuntalamiento adecuado de los pilares, en su fuste que determinaran con claridad la naturaleza de su constitución y calcular su capacidad portante”. El informe señalaba que “mientras no se obtengan estos datos que determinen con precisión el riesgo estructural existente no debe hacerse uso del citado cuerpo edificatorio”. Este informe fue puesto en conocimiento de la Delegación Territorial de Educación de forma inmediata, aunque el Consistorio no ha obtenido ninguna respuesta, pese a ser competencia de la Junta.

La delegada de Educación y Juventud da cuenta de la situación a los miembros del Consejo Escolar Municipal el pasado 7 de mayo. El 13 de mayo, el director del San Vicente de Paúl comunica formalmente al Consistorio las medidas preventivas que ha decidido adoptar, dejando sin uso el cuerpo edificatorio afectado, y las necesidades que plantea al Ayuntamiento para su realización, consistentes en la delimitación de la zona afectada, el habilitar, con vallas, un acceso lateral al cuerpo edificatorio que se va a mantener en uso, y el uso de las instalaciones municipales del SADIJ para la ubicación allí de dos clases.

Ante la falta de respuestas por parte de la Junta de Andalucía, a pesar de las llamadas insistentes, tanto por parte de la delegada Lidia Menacho como de la dirección del centro, en el día de ayer desde la Delegación de Educación y Juventud se les remitió un nuevo escrito informando de la petición por parte de la dirección del colegio del traslado del alumnado de dos aulas de infantil al edificio del Centro de Día y de la apertura de una puerta lateral para que el personal de la comunidad educativa no tenga que utilizar el paso por el pórtico de entrada.