La delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, ha denunciado hoy que “la política de recortes, impagos y retrasos del gobierno autonómico está dejando en grave riesgo a los más vulnerables y el Ayuntamiento está ahora mismo atendiendo políticas sociales con dinero de sus presupuestos pese a tratarse de competencias autonómicas”. Según ha dado a conocer en rueda de prensa, la aportación del Ayuntamiento a los servicios sociales asciende a cerca de nueve millones de euros (8,8 millones de euros).

Paredes ha advertido que “este ayuntamiento no puede permanecer impasible ante esta situación de negligencia por parte de la Junta, y este Ayuntamiento, con la alcaldesa al frente, va a pedir una reunión para exigir que se cumplan con los programas y los distintos convenios que tenemos con la administración andaluza”. En este sentido, la delegada ha explicado que se va a volver a pedir a la delegada Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Miriam Alconchel “una reunión para abordar problemas de mucho calado en nuestra ciudad, que deben ser tratados con urgencia y afectan gravemente a los colectivos más necesitados”.

Además, Paredes ha puntualizado que la propia alcaldesa está a la espera de que la presidenta de la Junta, Susana Díaz “responda de una vez a la petición de reunión que le hizo en septiembre de 2013 para revisar todos los temas que esta administración tiene pendientes con la ciudad de Jerez”.

La edil ha recordado “que desde 2005 la Junta ha venido recortando en distintos programas sociales, y es curioso que desde el año 2011 y, pese a la situación que están viviendo numerosos colectivos y familias, se siguen produciendo los recortes”. Sin embargo, “el Ayuntamiento de Jerez, en estos momentos, no ha recortado ni un solo euro. Al contrario, ha incrementado tanto su presupuesto como la ejecución del mismo en materia de política social, porque consideramos fundamental poder atender las necesidades que presenta la ciudadanía”, explica la delegada, quien reconoce que “aunque sabemos que queda mucho por hacer, nuestro objetivo es dar una respuesta lo más ágil posible”.

En 2013, “este Ayuntamiento ha pagado 8,8 millones de euros en políticas sociales”, ha puntualizado Paredes. “Por ejemplo”, ha detallado, “se han destinado 1,2 millones a Ayudas Sociales Periódicas; 714.265,53 euros a Ayudas de Emergencia a Familias; 70.352,74 euros para Teleasistencia Domiciliaria; 149.971,94 euros para Compensación de Deudas de Vivienda; 252.497,56 euros para Compensación de Deudas de Agua; 311.796 a otras necesidades básicas y 896.991 euros para complementación de la Ley de Dependencia”.

Sin embargo, “nos hemos encontrado con recortes por parte de la Junta en ayudas a familias, en ayudas a menores o en materia de dependencia, donde los recortes son realmente abismales y se han venido produciendo desde 2010”. A este respecto, en el año 2012 “la Junta de Andalucía recortó un 48.41% las transferencias que realizaba al Ayuntamiento en materia de dependencia para el personal que, a través de un convenio, trabajaba en esta materia. Entonces, percibíamos 354.000 euros y en estos momentos hemos llegado a percibir, 171.000 euros menos, es decir, prácticamente la mitad”.

Este recorte queda también de manifiesto porque “en materia de dependencia, en 2011 se ingresaron 5,5 millones y en el año 2013, 4,8 millones, lo que significa una reducción de 705.513 euros”, añade la delegada.

Con respecto a los impagos, Isabel Paredes ha destacado que, ahora mismo, “el más acuciante es el de ayuda a domicilio, un impago que nos preocupa muchísimo porque a fecha de hoy sólo se ha abonado una parte del primer semestre es decir, nos deben 1.800.000 euros y, aunque hace unos días se nos ha resuelto el segundo semestre, no nos dicen para nada cuándo se van a producir los pagos”. Paredes ha denunciado además que “a esta situación de impago se suma la incertidumbre que estamos viviendo”. “Por ejemplo, a fecha de hoy, la delegación no sabe cuánto nos va a pagar la Junta en concepto de Ayudas Económicas Familiares y somos nosotros quienes estamos dándolas”, explica la edil. Otro ejemplo de los retrasos de la Junta “y que no es admisible en absoluto, es que este año las resoluciones del salario social han llegado dos meses más tarde que el anterior, pese a todas las promesas que se han hecho y de las que se han hecho eco los medios de comunicación”, ha destacado la delegada.

Frente a esta situación, la delegada ha querido destacar que “desde este Ayuntamiento demostramos que, día a día, nuestra prioridad es la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, lo que implica un esfuerzo permanente en nuestras políticas sociales asignando las partidas presupuestarias y ejecutándolas de acuerdo con lo contemplado”. Sobre este punto, ha destacado “en el año 2013, con unos presupuestos muy realistas y muy transparentes, tuvimos que hacer una modificación porque surgió la necesidad de incrementar las ayudas sociales, es decir, que ejecutamos la cantidad inicialmente asignada más un 16%, es decir, que ejecutamos el presupuesto en un 116%”. Frente a esto, “es vergonzoso cómo en el año 2010, el gobierno municipal del PSOE tenía consignados 149.000 euros para ayudas sociales de emergencia y tan sólo ejecutaron 7.300 euros”. También en 2010 “se dieron sólo nueve ayudas de emergencia, no hubieron ayudas de mobiliario básico, ni se arbitraron productos farmacéuticos, algo que nosotros estamos haciendo y cumpliendo al cien por cien”.

A esta situación de impagos y retrasos se unen otras medidas “que son realmente vergonzosas, como el destinar a nuestra ciudad, mediante decreto, 55.000 euros para suministros vitales como luz y agua, cuando tan sólo en suministro de agua este Ayuntamiento, en un año, ha incrementado sus ayudas en un 256,21%, es decir que solamente en agua, la Junta no cubre ni una cuarta parte de lo que este Ayuntamiento paga”. La delegada ha destacado que este incremento “se ha debido a que se ha realizado un arduo trabajo de fondo, se han ampliado los periodos para la bonificaciones y hemos hechos campañas informativas y, sobre todo, se ha trabajado de manera eficaz con el convenio en red que pusimos en marcha desde el primer día”

En este sentido, Isabel Paredes ha informado de que en estos momentos “la situación que están viviendo nuestros usuarios es una situación mantenida, es decir, que no se ha producido un agravamiento de la situación o, de ser así, está producido por los recortes e impagos de la Junta de Andalucía”.

Ante esta situación, la delegada ha anunciado que “el Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía va a llevar un Proyecto de Ley de Inclusión Social al próximo periodo de sesiones, en el que, entre otras cosas, va a solicitar la renta básica como derecho subjetivo y estatutario, porque se contempla como derecho social en el Estatuto de Andalucía, pero ahora mismo no existe”.