El técnico jerezano, muy contento por la vuelta de Pendín y Olmo: “Era el escenario bueno para que empezaran a tocar balón”

Carlos Orúe terminó bastante contento el partido ante la Portorrealeña, por lo que realizaba una valoración más que positiva de la actuación de sus futbolistas: “Ellos han tenido dos ocasiones y después el equipo ha dado un pasito atrás en cuanto a la defensa porque es fácil que den un pelotazo y te cojan, como nos pasó la semana pasada. Creo que han demostrado que tienen mucha calidad. Y si nos enfrentamos a un conjunto que quiere jugar y que no sea marrullero, pues es más fácil”. Además, ponía de relieve que a la Portorrealeña “les faltaba gente arriba. Si hubieran tenido a todos nos habrían creado más peligro”.

El preparador jerezano, que cumplió su partido de sanción, también destacaba los minutos disputados por Dani Pendín y Enrique Olmo. Orúe consideraba que “el partido venía muy bien porque estaba siendo de guante blanco, contra un equipo muy noble, con gente muy joven intentando jugar al fútbol aunque muy replegados y con todos sus hombres por detrás del balón. El escenario era bueno para que empezaran a tocar balón e ir entrando poco a poco en juego. Ha sido bueno con vistas a los dos partidos del próximo fin de semana, en los que vamos a necesitar a casi toda la plantilla”.