El gesto de un turista español, de 25 años, se ha convertido en uno de los más comentados por las redes sociales y los medios de comunicación en las últimas horas al desnudarse el pasado sábado delante del cuadro del Nacimiento de Venus del renacentista Sandro Botticelli en el Museo de Uffizi, en Florencia.

El español del que no se conoce el nombre y que ha sido denunciado por actos obscenos y después puesto en libertad, entró en la Galería degli Uffizi de Florencia como un turista más, pero cuando llegó a la sala del Nacimiento de Venus se colocó delante del cuadro y empezó a quitarse la ropa hasta quedar completamente desnudo.

Después, según el testimonio de Susanna Mantovani, una guía turística que acompañaba a un grupo, el chico se puso de rodillas y lanzó pétalos de rosa, emulando las flores que caen sobre la diosa que surge de las aguas sobre una concha en el celebre cuadro de Boticelli, pintado entre 1482 y 1485.

Los vigilantes del museo llamaron inmediatamente a los Carabineros que cubrieron con una sábana al español y se lo llevaron a la comisaría mientras este gritaba: “libertad”. El director de los Ufizzi, Antonio Natale ha asegurado que no hubo problemas, ni daños y bromeó al decir que “quizá resultó afectado por el síndrome de Adán”.

Mantovani ha colgado en su página de la red social Facebook las fotografías que hizo al español, y que después han sido retomadas por los medios. Los medios italianos se interrogan ahora si se ha tratado de una locura pasajera de un turista o si el gesto se enmarcaba en un exhibición artística del español.