La alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, ha repasado las actuaciones municipales en materia de seguridad vial durante una visita realizada esta semana a la Urbanización Gran Duque. Situada a las puertas del acceso a Jerez por la carretera de La Cartuja, esta barriada presentaba, al inicio de la legislatura, carencias relacionadas principalmente con la seguridad vial al estar situada en un nudo de comunicaciones con importante tráfico rodado.

En este encuentro con los vecinos, la regidora ha estado acompañada del segundo teniente de alcalde y delegado de Personal y Seguridad Javier Durá, de la delegada Bienestar Social, Igualdad y Salud, Isabel Paredes, del delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, del delegado de Participación y Coordinación de Distritos, José Galvín, y de la concejal responsable de Infraestructuras, María José Rúa.

La alcaldesa se ha comprometido con los vecinos de esta zona de Jerez que en el pleno ordinario que se celebra mañana se debata una propuesta instando a que la Junta de Andalucía acometa las obras necesarias para solucionar los problemas de seguridad vial y de integración en la trama urbana de la ciudad de las carreteras de Arcos, Cartuja y Cortes. Una propuesta que también pedirá a la Junta la resolución del convenio firmado en 2007 ante el evidente incumplimiento del mismo.

María José García-Pelayo subrayó que desde el Área de Movilidad se han realizado varias actuaciones en materia de señalización vertical y horizontal para atender las demandas vecinales; “han sido pasos pequeños pero importantes en favor de la prevención y de la seguridad vial, además hemos ampliado la información para vehículos y personas. Poco a poco vamos mejorando y sacando a Jerez de los años de abandono que ha padecido en materia de infraestructuras y prestación de servicios”, manifestó.

Asimismo se han instalado señales de limitación de velocidad en la carretera de la Hijuela del Solete y se han repintado los pasos de peatones en la intersección de ésta con la calle Santa Inés. En una tercera actuación, los operarios municipales han repuesto un reductor de velocidad y han repintado de paso de peatones en la calle Topacio. Asimismo, se han pintado marcas viales de paso de peatones en el acceso y salida de gasolinera La Cartuja “para facilitar una mayor seguridad de los peatones que se dirigen hacia barriada Geraldino y la propia Urbanización Gran Duque”, explicó la alcaldesa.

En cuanto a las peticiones realizadas por los vecinos, el delegado de Personal y Seguridad, Javier Durá, ya ha dado traslado al comisario del Cuerpo Nacional de Policía, José Antonio Fernández García-Camacho, las inquietudes formulados por los vecinos sobre la seguridad de la zona y se han dado instrucciones a la Policía Local para que refuerce el patrullaje en la zona del Gran Duque.

Dentro de las actuaciones municipales, la alcaldesa explicó que esta urbanización está incluida, en lo que a limpieza se refiere, en el recorrido del sector que engloba las calles José Solís Estévez, Topacio, Diamante, Esmeralda, Turquesa, Granate, Ámbar, Malaquita, Santa Inés y Gertrudis Bustillo Ortiz. En este sector el barrido manual se realiza todos los jueves y el barrido mecánico todas las semanas, los miércoles o jueves, según programación. Además se ha implementado este servicio con brigadas cada vez que se considera necesario como refuerzo al trabajo planificado. A modo de ejemplo, y dentro del Plan Especial de Actuación en Barriadas, se han efectuado trabajos de limpieza de grafitis y de desbroce de zonas ajardinadas.