Tribuna libre de la  Alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo,  con motivo de la conmemoración el 25 de noviembre, del Día Internacional contra la Violencia de Género

El 25 de noviembre conmemoramos una jornada que no querríamos tener que recordar nunca jamás, el día contra la Violencia de Género. Esta lacra continúa azotando a nuestra sociedad y destrozando familias, a veces de forma silenciosa y aterradora, y otras ofreciendo su lado más visible y dramático con el asesinato de mujeres que nos dejan, a todos, huérfanos.

Como alcaldesa de Jerez, y como jerezana, quiero ofrecer hoy y siempre mi mano a todas y cada una de las mujeres que desgraciadamente estén sufriendo en estos momentos esta violencia; porque este Gobierno está plenamente implicado en acabar con un drama que no debe provocar ni una sola lágrima más.

En mi memoria, cada día, están todas las víctimas de esta violencia. Entre ellas, Miriam, y Raquel, dos jerezanas que vieron truncadas sus vidas en un intervalo de tan sólo diez meses. Personalmente, viví muy de cerca aquellos terribles momentos, poniendo rostro a sus hijos, y siguiendo el día a día de dos familias que intentan normalizar la vida de esos niños para que puedan superar los momentos tan terribles que les ha tocado vivir.

Nunca las vamos a olvidar, y en su memoria, un año más, es necesario apostar por la concienciación para que todos seamos capaces de atender a cualquier indicio que nos advierta de que una mujer está sufriendo cualquier tipo de maltrato. Porque una agresión, física o psíquica, nunca está justificada, y ante la violencia, nuestro apoyo puede ser clave para salvar una vida.

Porque no podemos permitir que el terror paralice a ninguna mujer. Porque tenemos la obligación moral de atender las señales que puedan alertar del dolor, del peligro, y de la desesperación de una víctima. Porque como ciudadanos, tenemos el derecho y el deber de exigir a todas las administraciones el máximo rigor para prevenir estos sucesos, concienciar sobre una convivencia sana,  ofrecer salidas a las víctimas, e impedir que ningún delito de estas características quede impune.

Y por ello, este Gobierno no va a cejar en el empeño de sumar instrumentos para que todos vivamos en una sociedad más humana, libre de violencia, en la que las víctimas tengan un respaldo total, y nadie les dé la espalda. Apostamos por los valores, por el diálogo, por la educación por la igualdad, y por el respeto como base de cualquier relación.

En este sentido, el Ayuntamiento de Jerez fue pionero en la creación del Observatorio contra la Violencia de Género, un instrumento que permite desde el consenso realizar un análisis permanente de la situación para dirigir las políticas de prevención, educación y formación, marcando las acciones a seguir. Deseo agradecer a todos sus integrantes su apoyo y aportaciones. En esta legislatura, hemos impulsado el I Plan contra la Violencia de Género, enmarcado en el Plan Estratégico de Bienestar Social, Igualdad de Oportunidades e Inclusión 2012-15. En lo que va de año, más de cuatrocientas mujeres han sido atendidas en los servicios municipales como víctimas de la violencia. Son datos estremecedores, que nos impulsan a seguir trabajando cada día con el objetivo de erradicar para siempre esta lacra.

En el día de ayer dimos un nuevo paso con la creación de la Red de Asociaciones contra la Violencia de Género, un espacio privilegiado para trazar un cambio en el modelo de relaciones entre mujeres y hombres que todo tipo de asociaciones, para dar una respuesta más contundente de rechazo ante la violencia de género.

Contamos con el apoyo decidido del Gobierno central, que el pasado mes presentó en la ciudad su Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-16,  dotado con más de 3.100 millones de euros, con tres ámbitos prioritarios de actuación:  la igualdad en el empleo, la conciliación de la vida laboral y familiar y la erradicación de la violencia de género, al que se destinan más de 1.500 euros de esta cantidad.

Sin embargo, no nos daremos por satisfechos mientras no erradiquemos cualquier vestigio de miedo o violencia en el seno de la familia. Y para ello, contamos con la implicación de todos los jerezanos y jerezanas, con esa gran mayoría de ciudadanos que reciben con dolor las terribles noticias que nos indican que en este año en España, la violencia de género ha destrozado 44 familias, con un total de 32 niños huérfanos.

Todos tenemos la oportunidad de aportar nuestro granito de arena por una sociedad más habitable. Tomemos protagonismo contra la violencia. No permitamos que sea demasiado tarde y no miremos hacia otro lado ante un posible caso de Violencia de Género.