La Junta de Gobierno Local ha aprobado de forma inicial el Plan Especial Hábitat Rural Diseminado de ‘El Mojo’ y ‘Baldío Gallardo’ que se une a los planes ya aprobados de Aniña, El Polila, Inmaculada y Mesas de Santa Rosa y Puente de la Guareña. Se está redactando también el de Cuartillos Oeste. Una vez aprobado inicialmente, el Plan Especial se someterá a exposición pública por un plazo de un mes y se solicitarán los informes sectoriales preceptivos.

Hay que recordar que estos planes especiales, que son pioneros en Andalucía, posibilitan que se reconozca por primera vez la existencia de estos núcleos ubicados en suelo no urbanizable, y, una vez entren en vigor, permiten establecer una ordenación de esos asentamientos así como la realización de mejoras urbanísticas tanto en viviendas como en las zonas comunitarias.

El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, recuerda que “este gobierno municipal siguen trabajando para dar una solución a los problemas de los jerezanos que viven en la zona rural. Estos planes especiales recogen un marco de convivencia entre el uso residencial y los propios de la vía pecuaria, pero es necesaria la desafectación previa de las vías pecuarias para poder consolidar este proceso por lo que reclamamos una vez más a la Junta de Andalucía que sea sensible a esta situación y desbloquee la situación actual”.

El delegado recuerda que “miles de familias del núcleo rural están viviendo una situación de castigo injusto porque la legislación actual de la Junta no permite una flexibilidad a la hora de regularizar, impidiendo tanto su desarrollo como su legalización” y añade que “desde el gobierno municipal seguimos trabajando para dar una cobertura legal a esta situación con planes especiales de los hábitat rurales diseminados. Ya se han concluido y aprobado el de Aniña, El Polila e Inmaculada y Mesas de Santa Rosa  así como el de Puente de la Guareña y ahora El Mojo y Baldío Gallardo. Estamos trabajando también en el Cuartillo Oeste”.

Hay que recordar también que ha creado una Plataforma Ciudadana, impulsada por los delegados de alcaldía, para la regularización de estos hábitats rurales diseminados afectados por vías pecuarias. Una Plataforma que está apoyada por el Ayuntamiento de Jerez, que sigue reclamando a la Junta de Andalucía la creación de una comisión técnica con representantes de ambas administraciones para sacar adelante los planes especiales.

En cuanto a los asentamientos, el Mojo tiene forma de L invertida a lo largo de 2,4 kilómetros de la Cañada Real de Lomopardo o Medina. Por su parte, Baldío Gallardo es un asentamiento de forma irregular, situado a ambos lados tanto de la antigua carretera Jerez-Algeciras como la vía pecuaria. Dentro de la delimitación existen unas 82 viviendas construidas, de ellas 26 se encuentran en la zona de Baldío Gallardo y 56 en la zona de El Mojo. En total existen unos 300 habitantes.