El Pleno ha aprobado por unanimidad el acuerdo marco de colaboración entre la Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de Jerez para el desarrollo de actuaciones en el Fomento del Transporte en bicicleta y su integración en la movilidad urbana de la Ciudad de Jerez.

El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ha destacado el “apoyo unánime a este acuerdo marco con la Junta de Andalucía, que ha sido el fruto de un trabajo realizado durante 7 meses”. El delegado ha recordado  que “a partir de un documento borrador, un documento estándar que no satisfacía a los intereses ciudad, se ha trabajo en distintos foros y en distintas mesas, no solamente en reuniones independientes, y después de 7 meses de trabajo se ha alcanzado el consenso y el acuerdo”.

El delegado ha dejado claro que este proceso “ha sido un ejemplo de lo que es responsabilidad de gobierno, un trabajo serio y de responsabilidad realizado desde el gobierno municipal, que, aún no considerando prioritaria esta inversión ya que en esta ciudad existen otras necesidades más prioritarias como la rehabilitación vivienda o inversión en infraestructuras, hemos trabajamos para que esta inversión no se perdiera”.

Muñoz ha recordado que “había que trabajar con un borrador con muchas carencias, que, entre otras cuestiones, suponía la pérdida de más de 300 plazas de aparcamientos. Gracias al trabajo de los técnicos hemos conseguido que con este acuerdo sólo se pierdan 7  plazas en el casco histórico y 4 en la periferia, ha sido un trabajo técnico muy importante que ha tenido en cuenta las necesidades de los ciudadanos. Hay que destacar la enorme participación ciudadana en este proyecto. Este gobierno desde el principio dejo claro que no podíamos perder esta inversión pero que el proyecto debía contar con el consenso de todos los ciudadanos y atender a sus necesidades”.

El delegado ha expresado su preocupación por el presupuesto para este proyecto. “No tenemos claro de dónde va a venir el dinero, ya que lo presupuestado por la  Consejería para el fomento de la bici es en torno a 13 millones de euros y se necesitan 86 millones de euros para los convenios con las 8 capitales de provincia más las ciudades de Algeciras y Jerez que se acogen al fomento del carril-bici.  Confiamos en que cuando se proyecten y liciten las obras se empiecen porque haya financiación”.

El delegado ha incidido en que “se ha trabajado por el bien de la ciudad, priorizando el interés de los ciudadanos. De esta manera hemos alcanzado este acuerdo para un convenio específico para la ciudad de Jerez, que incluye los 2 años de mantenimiento de la red, las mejoras de los ramales existentes y que se ha hecho eco de las peticiones de los ciudadanos como incluir en la red la zona Sur o Guadalcacín”.

El convenio marco tiene como principal objetivo establecer las relaciones de colaboración entre la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento  para fomentar el impulso y planificación del uso de la bicicleta como modo de transporte, integrando el mismo en la movilidad urbana, contribuyendo a la conformación de una economía más sostenible y socialmente más humana.

El convenio reconoce la importancia de la bicicleta como un medio de transporte eficaz y útil, que requiere un menor consumo de espacio público, reduce la congestión del tráfico y es más rápido en la mayoría de los desplazamientos urbanos, teniendo efectos muy positivos en la salud al ser una de las actividades más completas y universales para prevenir los dolores de espalda.

La bicicleta, por tanto, se convierte en una de las piezas claves de las políticas de movilidad sostenible y de la recuperación de la calidad de vida de los entornos urbanos.

El acuerdo marco recoge que el Ayuntamiento elaborará una programación, y ejercerá cualquier potestad, incluida la normativa y de planteamiento que dé soporte a aquélla, para la implantación del uso de la bicicleta con los siguientes criterios:

  • Conectividad. La red debe tener un diseño funcional en el sentido de que conecte entre sí las principales zonas de atracción y articule el territorio.
  • Continuidad. Debe garantizarse evitando interrupciones en su trazado.
  • Intermodalidad. Se favorecerá la posibilidad de acceder mediante transporte público a la red ciclista.
  • Uso universal y comodidad. La red atenderá las necesidades de los potenciales usuarios más vulnerables como niños y personas mayores.
  • Tipología del trazado. Disponiendo de protección frente a condiciones meteorológicas en toda la red.
  • Mantenimiento de la red. Se proveerá un adecuado mantenimiento de la red para garantizar la seguridad vial de los usuarios.
  • Incorporación al Planeamiento Urbanístico.
  • Aparcamientos. Se dotará de aparcamiento específico para bicicletas.
  • Zona Ciclable. El Ayuntamiento se compromete a aprobar la ordenanza municipal que regule el uso de la zona Ciclabe.

En cuanto a la financiación, el acuerdo recoge que la Consejería de Fomento y Vivienda ejecutará las modificaciones y mejoras en las vías ciclistas existentes en la ciudad además de realizar los proyectos de nueva planta. Igualmente se establece un periodo de dos años en los que la conservación de las vías ciclistas, incluida la reposición de elementos y subsanación de defectos ocultos, será por cuenta de la Consejería.

También el Ayuntamiento mantuvo desde el principio, como así ha sido, que la parte que le corresponde se llevará a cabo sin condicionamientos temporales sino cuando el Consistorio decida el momento económico oportuno.