Estas labores se enmarcan en la campaña de limpieza de solares municipales iniciada el verano pasado

La dejadez de equipo de gobiernos anteriores ha permitido durante años la acumulación de escombros y de todo tipo de residuos

La Delegación de Medio Ambiente ha comenzado, en el día de ayer, la limpieza, desbroce y retirada de todo tipo de residuos y traslado de éstos a los puntos correspondientes, en cuatro parcelas  que suman un total de 34.993 metros cuadrados. Estos trabajos se engloban dentro de la campaña de limpieza y desbroce de solares de propiedad municipal, donde ya, se ha efectuado en casi 400.000 metros cuadrados, contándose aquí las labores efectuadas también en taludes y glorietas. Este operativo de limpieza de solares es rotativo no se para en todo el año y por lo tanto sigue. Las cuatro parcelas que ahora se limpian se habían convertido, debido a la dejadez de equipos de gobiernos anteriores, en casi vertederos de todo tipo de residuos y escombros.

parcela1

La delegada de Medio Ambiente y Deportes, Felisa Rosado destaca que todas estas medidas puestas en marcha  tienen como objetivo la limpieza de todas las parcelas municipales “ y estas cuatros de grandes dimensiones hacía años que no se limpiaban por lo que el esfuerzo que se ha tenido que realizar para poder efectuarlas ha sido enorme. Todo ello pone de manifiesto la dejadez que ha había hasta entonces y a la que hemos tenido que poner remedio este equipo de Gobierno,  que siempre ha entendió que este tipo de actuaciones cuentan con prioridad”. “Una vez más hemos dado respuesta a una necesidad muy demandada desde años por asociaciones y vecinos y que ponen de manifiesto en el estado de deterioro en que nos encontramos los distintos solares”, ha señalado la delegada.

Las parcelas que entran dentro de este dispositivo son:

SITUACIÓN SUPERFICIE (M2)
c/ Francisco de la Riba 15.257
c/ Presea 17.600
c/ Quintos 1.564
Bodega Maestro Sierra 572
TOTAL 34.993

El operativo de limpieza montado cuenta  con  dos tipos de máquinas, una pala cargadora y una retroexcavadora. Una vez limpias las parcelas de  hierbas, matojos, escombros, plásticos, etc, se trasladaran los  residuos a Verinsur   y los escombros, a APESUR. La duración estimada de los trabajos es de dos semanas.